merida@pp.es | +34 924 33 05 32

merida@pp.es | +34 924 33 05 32

Indignación en el PP por la opacidad del gobierno socialista con el proyecto de regadíos en Tierra de Barros

· Las consecuencias de esa forma de gobernar serán muy graves para los 1.200 regantes extremeños de Tierra de Barros

· Los entonces ministros de transición ecológica y agricultura, Teresa Ribera y Luis Planas, respectivamente, eran conocedores de la situación

Martes, 23 de enero de 2024.- El Partido Popular de Extremadura lamenta profundamente la mala gestión del anterior gobierno socialista al actuar con deslealtad y oscurantismo, y no informar en tiempo y forma sobre la paralización del proyecto de regadío de Tierra de Barros.

La Junta de Vara actuó de forma torticera, con fines claramente electoralistas, al silenciar el status real de este proyecto de regadío.  No sabemos ni siquiera qué le transmitió el señor Vara al comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, para que éste valorara positivamente la eliminación de datos y referencias al proyecto de regadíos por parte de la Junta en 2021.

Incluso, la entonces consejera de agricultura y ahora secretaria de Estado, Begoña García Bernal, afirmó en repetidas ocasiones que el proyecto seguía adelante. Concretamente en octubre de 2022 dijo que la financiación del regadío estaba “garantizada”; en junio de 2021 aseveró que el inicio real de las obras del regadío de Tierra de Barros sería en 2023.

Desde el Partido Popular sentimos indignación al ver como durante años el partido socialista y anterior gobierno extremeño, junto con los ministros de transición ecológica y agricultura, Teresa Ribera y Luis Planas, respectivamente, han jugado con el dinero y la ilusión de miles de regantes que anhelaban este plan para la comunidad de Tierra de Barros.  Y es que los ministros también eran conocedores de tal aberración en una infraestructura tantas veces vendida en titulares.

Si había un plan B, tenemos que saber en qué consistía y cuánto dinero se ha perdido de los fondos europeos por esta irresponsabilidad. Hay que llegar al fondo de la cuestión.