María Guardiola: “Quiero que las mujeres de mi tierra se sientan entendidas y arropadas. Ellas son el futuro”

La presidenta del PP subraya que quiere que las mujeres extremeñas se sientan también “libres y fuertes” y también “seguras”, e incide en que el Partido Popular de Extremadura es feminista, y considera a las extremeñas el motor de la economía y el músculo de pueblos y ciudades.

Insiste en que la lucha contra la violencia de género “no es una cuestión de ideologías”, y argumenta que no se debe batallar desde trincheras partidistas, al contrario, porque es una “realidad con la que, desgraciadamente, convivimos” y que “debemos afrontar unidos”.

“Voy a ser la primera mujer presidente de esta comunidad. No voy a dar ni un paso atrás en materia de igualdad”, asevera Guardiola. Asimismo, señala que el futuro es femenino y toca alejarse de los fantasmas del pasado para luchar juntos por nuestros derechos y libertades, y por la prosperidad de Extremadura.

La presidenta del PP de Extremadura hace hincapié en que “el machismo mata” y asegura que la violencia de género es “una de las peores violencias” porque ataca en el núcleo más íntimo a quienes apenas pueden defenderse.

Con el foco puesto en el 25-N, Guardiola insiste en la necesidad de la lucha contra la violencia de género: “esta forma extrema de discriminación nos avergüenza como sociedad e impide el progreso, las oportunidades, la libertad y, tristemente, a veces hasta la propia vida”.

Pide a quienes, en la derecha o en la izquierda, usan “vilmente” el asunto para conseguir réditos partidistas, electoralistas o liderazgos, “que se echen a un lado”. Sólo importa una cosa: las víctimas. En torno a ellas “debemos estar juntos”, acompañándolas y, como responsables públicos, legislando en su favor e impulsando medidas que mejoren sus vidas y evitan violencias posteriores.

Guardiola recuerda que hay mujeres que siguen sufriendo en silencio el maltrato, y se refiere especialmente a las víctimas más vulnerables: adolescentes, mujeres con discapacidad, mujeres mayores, mujeres dependientes económicamente de sus maridos o hijos de mujeres maltratadas.

Tras mantener una reunión con profesionales de distintos ámbitos para abordar las necesidades en materia de igualdad y lucha contra la violencia de género, la presidenta del PP afirma que un aspecto básico en la consecución de la igualdad debe ser la promoción de la independencia económica de las mujeres.

En especial, subraya Guardiola, surgen dificultades en el medio rural, en el que la imposibilidad de disponer de recursos y servicios similares a los que se encuentran en los núcleos urbanos, puede impedir el desarrollo adecuado de las carreras profesionales de las mujeres.

Cree que cuando una mujer dispone de recursos e ingresos propios, de autonomía en la toma de decisiones, de “libertad de elegir dónde quiere vivir, con quién quiere estar y qué es lo que más feliz le hace”, es más difícil, “hay más obstáculos”, para que sea víctima de abusos y de violencia machista.

Propone que las mujeres tengan más opciones en el mercado laboral y para lograrlo resulta fundamental “orientar la formación hacia las carreras con mayores salidas profesionales en nuestra región” o mostrar perfiles femeninos para que las niñas tengan referentes adecuados y de éxito.

Además, Guardiola apuesta por la profesionalización de las tareas de cuidado y el imprescindible refuerzo de los –prácticamente inexistentes- instrumentos de conciliación. “Las mujeres seguimos asumiendo el rol de cuidadoras”. “Cuidamos de nuestros hijos y cuidamos de nuestros padres y familiares”, en particular, cuando ven limitadas sus capacidades.