El PP exige a la Junta que ponga en marcha medidas urgentes para paliar los efectos de la plaga de langostas

  • Subraya que se ha registrado una iniciativa en la Asamblea para instar al gobierno de Vara a actuar

  • Insiste en que se calculen todos los daños y se compense económicamente a los afectados

  • Recuerda que esta plaga tiene causa en el deficiente tratamiento preventivo por parte de la Administración

Mérida. 18, junio, 2022.- La portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Mercedes Morán ha exigido al gobierno de la Junta que ponga en marcha medidas urgentes para paliar las fatales consecuencias de la plaga de langostas mediterránea que han sufrido varios términos de la comarca de La Serena, donde este insecto ha arrasado pastos y cultivos a su paso por los municipios de Zarza Capilla y Cabeza del Buey.

Mercedes Morán ha subrayado que el GPP ya registró formalmente el pasado lunes una iniciativa en la Asamblea para solicitar las medidas necesarias para hacer frente al impacto de la langosta en el campo extremeño. En dicha iniciativa, se insta a la Junta a determinar los daños originados en las explotaciones agrícolas y ganaderas de los términos municipales afectados por la plaga de la langosta a causa del deficiente tratamiento de la Administración regional, y a compensar económicamente las pérdidas ocasionadas.

La portavoz de Agricultura ha incidido en la importancia de que se incorporen los medios y recursos necesarios para evitar que vuelva a ocurrir lo que ha pasado esta campaña, matiz que se integra en la propuesta, y que desde el Ejecutivo regional se comprometan a aplicar los tratamientos que fueran necesarios en tiempo y forma. Asimismo, Morán ha exigido que se determine un tratamiento para las explotaciones ecológicas que sea compatible con esta calificación y evitar así que estas fincas sean reservorios de langosta mediterránea.

Desde el PP se ha puesto el foco en que, precisamente este año, en lugar de comenzar los trabajos en marzo estos han comenzado a finales de mayo, por lo que el tratamiento no ha sido efectivo. Además, no se han tratado las fincas calificadas como ecológicas con ningún tratamiento compatible y así se han convertido en reservorios de los insectos, por lo que la situación se ha complicado aún más. En definitiva, “se les ha ido de las manos”, ha aseverado Morán, que ha apuntado que, entre los daños producidos, se encuentra el colapso de las aguas de las charcas por los insectos, lo que está impidiendo beber al ganado.

La portavoz ha manifestado que la Consejería de Agricultura ha convocado la mesa de la langosta como “una mera puesta en escena”. De hecho, de esa reunión no ha salido “ninguna medida específica ni ningún compromiso firme” de compensación del daño en los cultivos y pastos de los agricultores y ganaderos por la negligencia de la Junta. Aunque la langosta es endémica de ciertas zonas de Extremadura, este año ha sido desmedido el número de individuos y el daño ocasionado debido al “deficiente y tardío tratamiento” del gobierno socialista.