El PP advierte de que la Junta de Extremadura pretende “imponer por ley” el precio del agua

  • Se reúne con el concejal de Aguas de Badajoz y el presidente de Facua para conocer las alegaciones al anteproyecto de Ley del Ciclo Urbano del Agua

  • Reitera que numerosos municipios han criticado una norma que choca con la legislación estatal y menoscaba la autonomía municipal

  • Subraya que el anteproyecto de ley no aporta seguridad jurídica ni protección a los interés de los consumidores

Mérida. 3, septiembre, 2021.- El Grupo Parlamentario Popular (GPP) ha advertido de que la Junta pretende “imponer por ley” el precio del agua a través del anteproyecto de Ley del Ciclo Urbano del Agua. El portavoz adjunto y de Hacienda, Luis Alfonso Hernández Carrón, y el portavoz de Infraestructuras del GPP, Víctor Del Moral, se han reunido esta semana con el concejal de aguas del Ayuntamiento de Badajoz y con el presidente de Facua Extremadura para conocer las alegaciones interpuestas a la norma.

El Grupo Popular comparte el razonable malestar tanto del Ayuntamiento de Badajoz como de numerosos municipios extremeños gobernados por el PP que han criticado duramente esta norma, fundamentalmente porque, de ver la luz de esta Ley de Ciclo Urbano del Agua, menoscabaría la autonomía municipal con artículos que exceden los límites contemplados en la normativa estatal en la materia, como por ejemplo la Ley de Aguas.

En este sentido, el Grupo Popular ha conocido de primera mano, a través de los ayuntamientos ‘populares’, la “sorpresa” que ha supuesto para los consistorios este inusitado interés de la Junta de Extremadura de «imponer por ley» el precio del agua, cuando la normativa estatal establece, claramente, que son los ayuntamientos los que tienen la potestad de establecer las tarifas a un precio asequible y desincentivar los consumos excesivos.

En la reunión mantenida en Badajoz, Luis Alfonso Hernández Carrón y Víctor Del Moral han escuchado las demandas de la asociación de consumidores Facua Extremadura en torno a este anteproyecto de Ley. Así, Facua ha puesto de manifiesto su preocupación ante una norma que no aporta seguridad y protección a los consumidores, pues establece un régimen de infracciones y sanciones sin garantías jurídicas.

Asimismo, el GPP ha podido saber que la asociación de empresas suministradoras de agua también ha interpuesto numerosas alegaciones al anteproyecto de Ley. Estas compañías han mostrado su preocupación ante el intento de la Junta de Extremadura de minusvalorar la labor realizada durante décadas por sus técnicos y trabajadores, que ha prestado un servicio de una calidad contrastada en Extremadura.

El GPP ha anunciado que, a tenor del rechazo casi unánime que el anteproyecto de Ley está generando, llevará a cabo iniciativas en los ayuntamientos de la región y en la Asamblea de Extremadura. En este sentido, los ‘populares’ ya han avanzado que han registrado una pregunta en el Parlamento, en el seno de la Comisión de Transición Ecológica, para conocer la valoración de la Junta de las alegaciones o sugerencias recibidas al anteproyecto de Ley del Ciclo Urbano del Agua de Extremadura.