El PP afirma que la Junta ha tapado el deterioro de la gestión sanitaria y es incapaz de hacer autocrítica

  • Anuncia una propuesta instando a reforzar la atención primaria, entre otros servicios fundamentales

  • Avanza que los ‘populares’ llevarán a cabo una estrategia a lo largo y ancho de Extremadura con la sanidad como eje

  • Señala que la última Memoria de la Defensora del Usuario del SES ha encendido todas las alarmas.

  • Aumentaron un 55% las reclamaciones en atención primaria y las intervenciones quirúrgicas cayeron un 30%

Mérida. 02, julio, 2021.- La portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Elena Nevado, ha afirmado que el gobierno de Fernández Vara ha tapado un hecho que es “innegable”, y se trata del deterioro en la gestión sanitaria de la comunidad autónoma. Algo que “se va a seguir viendo” este verano tanto en zonas rurales como urbanas. Asimismo, ha aseverado que la Junta es incapaz de hacer autocrítica. El GPP ha registrado una propuesta de impulso como punto de partida de una estrategia a desarrollar a lo largo de Extremadura, “con un sentido sectorial”, que va a tener como eje los problemas de la sanidad.

“Nuestra sanidad está en riesgo, tiene serios problemas” ha señalado la portavoz, que ha considerado que esto es “inadmisible” para una región de la UE en pleno siglo XXI. Para el GPP, no vale de nada la constante autocomplacencia del consejero Vergeles y de los altos cargos que ha multiplicado en la actual legislatura. El PP ha reafirmado su compromiso de dar voz a los extremeños que llevan meses esperando una intervención quirúrgica, que llevan semanas esperando un diagnóstico o un tratamiento, y con aquellos que se tienen que desplazar cientos de kilómetros para recibir asistencia.

El PP ha valorado la entrega de los profesionales sanitarios que han dado el 200% “de sus vidas y de su tiempo” para atender lo que se les venía encima con la Covid. Nevado ha reiterado que no tenían los medios suficientes y lo han tenido que hacer “a pulmón” para salvar la vida de la gente. Para el PP extremeño es crucial dar voz a todos esos ciudadanos que han perdido calidad asistencial, e incluso llevan años esperando infraestructuras prometidas una y otra vez o equipos y recursos para abordar la demanda sanitaria real.

Elena Nevado se ha referido a la realidad “más tangible” de la sanidad extremeña y que no es porque lo diga el Partido Popular, sino que lo que están denunciando muchos profesionales sanitarios, lo que comunican muchos familiares de pacientes, y hasta lo ha acreditado una institución como es la Defensora de los Usuarios del Servicio Extremeño de Salud, que ha emitido un informe demoledor de la situación de la sanidad extremeña; un informe que se ha plasmado en la memoria de esta institución pública acerca del ejercicio 2020, y que ha encendido todas las alarmas.

La situación sanitaria es “grave” según se refleja en esa memoria que informa de un abultado incremento de las reclamaciones con respecto al ejercicio anterior. De hecho, las reclamaciones han aumentado un 14%. Son 1.470 reclamaciones en el año 2020, más del doble del incremento apreciado en las reclamaciones del año 2018 al 2019. Nevado ha explicado que esa memoria recoge “un año terrorífico” para los pacientes extremeños, para muchas personas con patologías comunes, agudas o crónicas. “No se puede decir que todo va bien cuando el número de pacientes intervenidos en el año 2020 cayó un 30%”.

“Uno de cada cinco pacientes con cáncer dejó de asistir en 2020 a una cita médica” y esa situación, entre otras, ha provocado diagnósticos tardíos. Por otra parte, Nevado ha subrayado que en la atención especializada hubo un descenso del 22% de las reclamaciones y ese dato se dio porque entre las causas está el miedo a acudir a un centro sanitario. También se ha referido a la drástica suspensión de las intervenciones que no fueran imprescindibles y el desmantelamiento de la atención primaria en Extremadura.

Nevado ha explicado a los medios los aspectos más importantes contenidos en la propuesta de impulso del Grupo Popular y que fundamentalmente pretende llevar a cabo un refuerzo de la Atención Primaria para aumentar su capacidad resolutiva, dotar la asistencia telefónica y las consultas no presenciales, mejorar las infraestructuras, con circuitos separados para pacientes con enfermedades infecciosas y no infecciosas, y también reforzar de la Atención Especializada. Asimismo, el GPP ha puesto el foco en mejorar las condiciones laborales de los profesionales del Servicio Extremeño de Salud y recuperar sus derechos.