PP y STOP Sucesiones alertan de la subida del impuesto de Sucesiones y Donaciones por la armonización fiscal de Sánchez y Vara

  • La supresión del impuesto de Donaciones anunciada por Fernández Vara es una falacia

  • El PSOE sube impuestos allá donde ya no se tributa por algunas figuras, gracias a la rebelión fiscal que apoyó el PP

  • Recuperar el impuesto a la muerte en una pandemia refleja una política fiscal injusta y ruin

Mérida. 30, junio, 2021.- El PP de Extremadura y la asociación ‘Stop Sucesiones’ han alertado de que la armonización fiscal promovida por el gobierno de Pedro Sánchez, y respaldada por Fernández Vara en Extremadura, supondrá una subida del impuesto de Sucesiones y Donaciones. De hecho, esta armonización con sello socialista supondrá volver a subir el tributo en la región, e invalidará de facto los anuncios realizados por Vara en el Debate de Estado de la Región.

El portavoz de Hacienda del GPP, Luis Alfonso Hernández Carrón, se ha reunido con el presidente nacional de STOP Sucesiones, Eligio Taboada, así como con el delegado en Extremadura, José Miguel González Pecellín y el secretario nacional, Rafael Cuetos, para analizar el impacto de la armonización fiscal planeada por el Gobierno. Tanto el PP como Stop Sucesiones han rechazado que se vuelvan a subir impuestos donde ya no se tributa por determinadas figuras, como es el caso de Sucesiones en Extremadura, tras la rebelión fiscal que el PP apoyó.

Luis Alfonso Hernández Carrón ha recordado que la supresión del conocido como “impuesto a la muerte” supuso una “victoria social” conquistada por la lucha que la sociedad civil extremeña mantuvo con el fin de eliminar un impuesto injusto. Asimismo, el portavoz de Hacienda ha puntualizado que dicha batalla para tumbar definitivamente este impuesto confiscatorio se inició durante el gobierno regional del PP, que puso en marcha dos rebajas fiscales tanto en 2013, como en 2015 a este tributo cedido a las CCAA.

IMPUESTO A LA MUERTE EN PLENA PANDEMIA

El portavoz del GPP ha incidido en que recobrar el impuesto de Sucesiones en estos momentos de pandemia, habida cuenta de la alta mortalidad del COVID, refleja la “política fiscal más injusta y ruin” que puede poner en marcha un gobierno. Concretamente, durante 2020 la mortalidad aumentó en Extremadura un 16% y esta realidad acarreará un aumento de las liquidaciones del impuesto a las herencias durante 2021. Por tanto, la Junta y el Gobierno tienen especial interés en “heredar” a costa de los ahorros de toda una vida de miles de extremeños.

Hernández Carrón ha reiterado que, con la armonización fiscal del PSOE, el anuncio de supresión del impuesto de Donaciones que lanzó Vara en el Debate del Estado de la Región quedará “en nada”. Y es que las bonificaciones al 99% a partir de enero de 2022 quedarán anuladas por la imposición de un tipo de tributación mínimo en todo el territorio nacional. Para el PP, se pone de manifiesto el maltrato fiscal a Extremadura por Sánchez, y se hace con el silencio cómplice de Vara, que calla ante agravios como el reparto de fondos de todo tipo, donde Cataluña es ampliamente beneficiada en detrimento de Extremadura.