El PP pide a la Junta que actúe para solventar los problemas de deuda de FEVAL y CEXMA que está afrontando gracias a la ayuda Gobierno central

 

El Grupo Parlamentario Popular (GPP) ha pedido a la Junta de Extremadura que actúe para dar una solución definitiva a la creciente deuda que arrastran los organismos públicos FEVAL y CEXMA, dependientes del Ejecutivo regional, y que por ahora está haciendo frente gracias a mecanismos financieros extraordinarios puestos en marcha por el Gobierno central.

 

El portavoz de Hacienda del GPP, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha insistido en la obligación del gobierno de Vara de gestionar eficientemente las empresas y organismos que se sostienen con fondos del presupuesto autonómico, ya que, de no hacerse así, los extremeños tendrían que afrontar el sobrecoste por mala gestión. Concretamente, en el caso de la Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales y la Institución Ferial de Extremadura, el importe ascendería a un millón de euros al año durante ocho ejercicios.

Preguntado por el portavoz del GPP en el seno de la Comisión de Hacienda del parlamento regional, el secretario general de Hacienda y Presupuestos de la Junta, Isidoro Novas, ha reconocido que aún no se ha solventado este problema de endeudamiento derivado del devengo del IVA y que, por ahora, no hay una alternativa para abordar esta situación de exceso de deuda generada al erario público de los extremeños.

Hernández Carrón ha reiterado que, mientras el agujero financiero sigue creciendo, las soluciones vienen sólo de Madrid y ha subrayado la utilidad de los mecanismos de financiación que el Estado ha puesto a disposición de Extremadura y sus entidades locales. Dichos fondos están permitiendo sanear las cuentas de las Administraciones y, en el caso de CEXMA y FEVAL, les permiten seguir prestando sus servicios. Estas ayudas del Estado tienen un periodo de carencia de dos años

En el caso de FEVAL, consorcio participado por Junta y las dos diputaciones, el GPP ha preguntado si las obligaciones se van a repartir entre las instituciones o si se iba a deteriorar el saldo ya negativo del organismo, que asciende a -1,4 millones de euros. Cabe recordar que este desfase tiene origen en una subvención del año 2009, por importe de 1.370.000 euros, que ha habido que devolver al no dirigirse el importe a las acciones fijadas por convenio.