El GPP ve receptividad en la Junta para blindar partidas y hacer seguimiento exhaustivo de la ejecución

El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Extremadura, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha reconocido que la Junta tiene “buena receptividad” a las condiciones expresadas por los ‘populares’ en el marco de las negociaciones abiertas en torno a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2017 y que, fundamentalmente, se centran en la exigencia de garantías de cumplimiento de lo que se acuerde, blindando partidas y también articulando una comisión de seguimiento para el control exhaustivo de la ejecución de las cuentas.

Esta “buena receptividad” se ha puesto de manifiesto en la reunión mantenida con la consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, ha explicado Hernández Carrón quien ha detallado que durante el encuentro se han abordado las fórmulas para ese seguimiento y control y también ese blindaje y cómo pueden incluirse en el texto articulado, a través de disposiciones adicionales, que permitan tener garantías de que no se produzcan los incumplimientos que se han constatado en el grado de ejecución de las cuentas 2016.

Durante la reunión se han tratado “las propuestas concretas de cómo se va a especificar y articular y cómo van a quedar recogidas estas cuestiones y a partir de ahí estamos en la espera de que la consejería nos conteste a lo largo del día de hoy”, ha dicho, y ha anticipado que el GPP va a “trabajar hasta el último minuto” antes de decidir cuál será su postura ante la finalización del plazo para la presentación de enmiendas a la totalidad.

“Sí quiero decir que el GPP abrió una senda de diálogo y hemos encontrado receptividad y en efecto la consejera ha sido comprensiva en relación a la inclusión de disposiciones adicionales que nos permitan que determinadas partidas queden aseguradas, blindadas, a lo largo de 2017 o esa comisión de seguimiento que nos va a permitir control más exhaustivo sobre los presupuestos”, ha insistido Hernández Carrón.

Finalmente, ha reiterado el compromiso del GPP con los extremeños para que no se vean afectados por ninguna subida de impuestos. Esta condición también ha sido trasladada a la consejera durante el encuentro de hoy, en sintonía con la postura que el GPP mantuvo en la negociación de las cuentas de 2016, evitando un aumento de los impuestos en casi 80 millones de euros.