El PP exige a la Junta que no haga  “política de titulares” con la educación gratuita de 0 a 3 años

  • Rechaza que la supuesta gratuidad universal solo llegue a determinados colegios públicos, lo que “no es más que un parche”

  • Los ‘populares’ quieren la igualdad efectiva de oportunidades “para todos los alumnos” de 0 a 3 años

  • Se hace competencia desleal a centros concertados, guarderías privadas, escuelas infantiles de ayuntamientos y de la propia Consejería

Mérida. 17, marzo, 2022.- La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Pilar Pérez, ha exigido a la Consejería de Educación que deje de hacer “una política de titulares” con la educación gratuita de 0 a 3 años, que no se corresponde con la realidad, y que haga una política que suponga a las familias una conciliación plena. En este sentido, Pérez ha pedido que la gestión de este asunto se traduzca en la igualdad efectiva de oportunidades “para todos los alumnos de 0 a 3 años” y sus familias, y no “para unos pocos”.

Pilar Pérez ha explicado que lo que va a implantar la Junta -y que ya están “hartos de vender” desde el año pasado- son unidades por valor de 21 millones de euros para llevar la supuesta gratuidad solo a determinados colegios públicos. Esto “no es más que un parche”, ha dicho Pérez, y, además ha recordado que, pese a que la Junta lo venda como un esfuerzo propio, no lo es. “Son 21 millones de euros del plan de recuperación y resiliencia” que tiene una duración de tres cursos. Tras ello, la Junta debería contar con una financiación real para sustentar las unidades.

Asimismo, Pérez ha asegurado que “no es cierto” que vaya a haber una escolarización generalizada de 0 a 3 años porque en realidad no hay gratuidad universal. Así, el PP ha vuelto a exigir esa gratuidad universal, para que todas las familias con niños de 0 a 3 tres años que quieran que estén escolarizados sí tengan acceso a una plaza gratuita, y además en el centro que quieran. El PP ha insistido en que las familias tienen el derecho de elegir libremente el centro donde van a estudiar sus hijos y el modelo de educación que prefieran.

Para el GPP, la Consejería, amparada en los acuerdos de la mesa sectorial con el Ministerio, ha decidido que los fondos se dediquen a implantar “únicamente unidades de 1 a los 3 años” de edad en determinados colegios públicos de infantil y primaria. De esta forma, sólo se va a permitir la gratuidad para un colectivo reducido de alumnos, “no para todos”. Esta es una decisión que ha generado críticas en todos los colectivos, ya que el resto de alumnos que no estén en este programa experimental “tienen que pagar”.

Para la portavoz, este parche de la Consejería de Educación supone también una interferencia y una discriminación para los ayuntamiento que gestionan escuelas infantiles de 0 a 3 años. Estas administraciones dedican buena parte de sus presupuestos a financiar dichas unidades, y muchos de estos consistorios reciben subvenciones de la Consejería, pero no llegan a cubrir ni una cuarta parte del montante que aportan. Así, el GPP ha rechazado que se implanten esas unidades en unas localidades y “en otras no”, que solamente se implanten de 1 a 3 dejando desatendidos a los alumnos de 0 a 1, además de la falta de transparencia de la Consejería. “A los ayuntamientos ni les han llamado”.

COMPETENCIA DESLEAL A CENTROS PRIVADOS

Pilar Pérez se ha referido a otro problema añadido: se está haciendo competencia desleal a los centros concertados que tienen unidades de 0 a 3 años autorizadas por la Consejería. De hecho, los alumnos que estén escolarizados en unidades experimentales tendrán puntuación para luego acceder al centro a partir de los 3 años, mientras que no será así en los concertados. Otras críticas vienen de las guarderías privadas, que han estado prestando servicios a las familias extremeñas con horarios y atenciones que no tienen nada que ver con los que se ofertan ahora por la Junta, y no se cubren así las necesidades de las familias para conciliar .

Pérez ha recordado que el PP planteó una iniciativa para instar a la Junta a instaurar la gratuidad universal que permitiera una conciliación sin discriminaciones, y el PSOE la tumbó. Asimismo, ha avanzado que el GPP volverá a insistir en pedir la gratuidad universal también en las negociaciones del decreto de currículo de educación infantil, donde una de las aportaciones estratégicas es pedir a la Consejería la gratuidad universal en el primer ciclo de 0 a 3 años. Esto evitaría discriminaciones de alumnos, centros, municipios, y también el cierre de centros y escuelas infantiles de carácter privado, en su mayoría gestionadas por mujeres.

Por último, el Grupo Popular se ha comprometido a arrimar el hombro para que la Junta pueda financiar con total garantía la gratuidad que ahora pretende con sólo 21 millones de euros. “Si necesitan el apoyo del PP para alcanzar esa gratuidad, lo va a tener”, ha asegurado la portavoz de Educación, recordando que gracias al PP se pudo pactar la ley de educación de Extremadura y se blindó una red de centros sostenida con fondos públicos para garantizar los derechos de familias y alumnos.