El PP considera “muy grave” que la Junta cierre un colegio de forma irreversible y sin consultar a nadie

  • Insiste en que el cierre del colegio Juan XXIII representa el “fracaso” de las políticas educativas socialistas

  • Pide a la Junta que opte por un modelo educativo que permita “una ratio más baja”

Mérida. 11, febrero, 2022.- La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Pilar Pérez, ha calificado de “muy grave” la decisión del gobierno de Vara de cerrar de forma irreversible el Colegio Público Juan XXIII de Mérida. Asimismo, Pérez ha rechazado que esta decisión se haya adoptado sin consultarlo “con nadie”, sin tener en cuenta la opinión de los sindicatos docentes y sin ofrecer una alternativa para salvar la actividad en el centro.

Pilar Pérez ha subrayado que se trata de un cierre criticable y “totalmente censurable” y, de hecho, hay sindicatos como CSIF o ANPE que han denunciado públicamente una acción que no se puede entender en la comunidad educativa. Para el GPP, el cierre de un colegio representa el “fracaso” de las políticas educativas del Ejecutivo socialista, el mismo que nos tiene acostumbrados a titulares de “apuesta por la educación”, pero que, “a los hechos nos remitimos, acaban cerrando colegios” porque no le salen los números.

El Grupo Popular ha insistido en que el gobierno de Vara no ha sabido solventar esta situación y ha optado por la vía fácil: el cierre, y dejar así de ofrecer servicios públicos, dando por amortizado un colegio público, sin más respuesta para los padres y alumnos de la localidad que la reubicación forzosa en otros centros. Asimismo, Pérez ha preguntado qué ocurrirá en la escuela rural si, en plena capital extremeña y con decenas de alumnos, se cierra un colegio.

En lugar de una política de expansión en materia educativa, el gobierno de Vara está inmerso en una política de recortes, ha explicado Pérez. También ha incidido en que la política que está exigiendo el PP es de “recortes cero”. Lamentablemente, “los socialistas no tienen una hoja de ruta”, no hay atisbo de refuerzo de la escuela rural en la región. En otras ocasiones, la Junta había suspendido temporalmente algún centro, como hizo en Alonso de Ojeda, para que no funcione mientras no haya alumnos, pero ahora están haciendo un cierre definitivo.

La portavoz de Educación del GPP ha expresado el reconocimiento sincero de los ‘populares’ a la labor que han llevado a cabo todos estos años los docentes que se han “dejado la piel” por mantener abierto el colegio Juan XXIII, y expresamente, ha valorado la entrega del equipo directivo, que ha hecho todo lo posible por reflotar este centro educativo, pero, al final han topado con el fracaso de las políticas de la Junta y su “nula voluntad política”.

Por último, Pilar Pérez ha pedido al gobierno de la Junta que adopte medidas con los fondos extraordinarios de recuperación y resiliencia de la UE y que opte por un modelo educativo que tenga en cuenta el descenso de alumnos, permitiendo “una ratio más baja”. Para el GPP es el momento de decidir por qué se apuesta: si por una educación de calidad con menos alumnos por aula o por una acumulación sistemática en ciertos centros, perdiendo así en atención personalizada al alumnado.