El PP afirma que los presupuestos de la Junta están inflados a base de deuda, déficit y fondos aún no consolidados

  • Advierte que estas cuentas incluyen fondos europeos cuyos acuerdos están por firmarse

  • Señala que hipotecarán aún más a los extremeños y pondrán a la región ante el precipicio de otra crisis

  • Recalca que la Junta “muestra el camino” de lo que quiere: una armonización fiscal

  • Insiste en que más deuda, más déficit y más impuestos son “el tridente de la pobreza” de los gobiernos de izquierdas

  • Revela que las cuentas del 2022 traen un déficit del 1,75%, tres veces más que el permitido

Mérida. 19, octubre, 2021.- El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Luis Alfonso Hernández Carrón, ha afirmado que el proyecto de Ley de Presupuestos de Extremadura para 2022 que ha presentado hoy en la Asamblea la vicepresidenta y consejera de Hacienda, está “inflados a base de deuda, déficit y fondos que no están todavía consolidados”. Asimismo, el portavoz de Hacienda ha subrayado que la actitud de la Junta parece indicar que “va a desoír las propuestas de los grupos” y aplicará su rodillo parlamentario.

Luis Alfonso Hernández Carrón ha señalado que el Gobierno de Vara ha traído unos presupuestos que endeudarán aún más a los extremeños y que les carga con otra hipoteca para el futuro de sus hijos y de sus nietos. Para los ‘populares’ se trata de una “política suicida” y nos pone ante el precipicio de otra crisis económica. Así, el portavoz ha aseverado que más deuda, más déficit y más impuestos son “el tridente de la pobreza” a la que nos llevan los gobiernos de izquierdas.

El Grupo Popular ha afeado a la vicepresidenta que diga que espera diálogo por parte de la oposición, pero las cuentas sean “lentejas” y haya venido con la apisonadora del PSOE. Hernández Carrón ha pedido un esfuerzo a la Junta para que cambie sus políticas fiscales y, en lugar de subir impuestos, los baje. Aunque, como ha señalado el portavoz ‘popular’, una de las cuestiones a las que ha aludido la vicepresidenta en la presentación “ya nos muestra el camino” y es la armonización fiscal, que ya se sabe qué es en manos de los socialistas.

Luis Alfonso Hernández Carrón ha aclarado al gobierno de Fernández Vara que con subidas de impuestos y armonizaciones fiscales “no cuenten con el apoyo del PP”, ya que no se puede subir más la presión fiscal a los ciudadanos extremeños. Asimismo, el Grupo Popular ha advertido que estas cuentas se alejan de la realidad que supone la corresponsabilidad fiscal y la estabilidad que “nos está pidiendo ya Europa”.

Así, el portavoz de Hacienda del GPP ha aclarado que la Memoria General del Presupuesto especifica que estas cuentas del 2022 traen un déficit del 1,75%. Es decir, tres veces más del déficit permitido teniendo en cuenta que la tasa de referencia del déficit para las CCAA establecida por el Estado es del 0,6%. Hernández Carrón se ha preguntado cómo es posible que cuando más dinero cae de Europa la Junta incurra en déficit, y es que “debería ser lo contrario”.

ESCALADA DE DEUDA Y FONDOS QUE NO EXISTEN

El GPP ha lamentado que en el momento en el que más dinero se supone que va a venir de fuera, más se gasta el PSOE en la “fiesta del gasto populista”. Algo que ocurre también con la deuda pública. Hernández Carrón ha desvelado que en la memoria general de los PGEX la Junta dice que la deuda en 2022 crecerá en 421 millones de euros, lo que supone un 8,2% más de lo que ya hay, y que alcanzaremos una cifra total de deuda de 5.547 millones de euros.

Así, ha puntualizado que Extremadura es la sexta comunidad autónoma más endeudada en relación a su PIB y ha incidido en que el gráfico de la deuda que ha sacado la vicepresidenta en la presentación “es un insulto a la inteligencia”, porque muestra el volumen de deuda, que es como comparar la deuda de EEUU con la de Andorra. La realidad es que Extremadura está altamente endeudada y, de hecho, en el último año nos hemos colocado como la segunda comunidad que más se ha endeudado.

“En estos cuatro años, Fernández Vara ha endeudado a los extremeños en más de 1.300 millones de euros y este año nos trae otros 421 millones más”, ha apuntado el portavoz de Hacienda. Además, Hernández Carrón se ha referido al supuesto incremento de fondos de los Programas Operativos, “en plural”, del que habla la consejera de Hacienda. El GPP se pregunta qué programa operativo hay ya establecido para el siguiente periodo 2021/2027.

Así, Hernández Carrón ha explicado que las cuentas incluyen fondos europeos de los que aún no se conoce su naturaleza de gasto y que sí se conocerán cuando se firme el acuerdo con la UE. Por otro lado, el GPP ha aclarado que la regla de gasto de estas cuentas determina que en 2022 la parte del presupuesto sobre el que la Junta tiene capacidad real de gasto -quitando la deuda y fondos de otras administraciones- es de 4.000 millones de euros. “Eso es lo que puede realmente abordar la Junta. Y está en la memoria”, ha aseverado.

INCAPACES DE RESPONDER A LAS NECESIDADES SOCIALES

Asimismo, Luis Alfonso Hernández Carrón ha incidido en que estos presupuestos de Vara no van a responder a las necesidades que actualmente hay en Extremadura, bien en materia de gasto social o bien en materia de inversiones, y ha rechazado que la Junta saque pecho de gasto social por habitante. “Si eso fuera verdad, ¿como es posible que haya 3.000 dependientes en listas de espera, o que tengamos el deterioro que tenemos en nuestra sanidad rural?”.

Por capítulos, el portavoz de Hacienda ha expresado que en materia de gasto vemos que aumenta mucho el capítulo 1, para más personal, y aumenta el capítulo 2, que es más gasto relacionado con la pandemia, pero el que más crece es el capítulo 6, en un 41%. Ahí están los 564 millones de euros inflados de programas operativos que no están aún definidos. “Casi ningún año han ejecutado el 50% de ese capítulo, ¿de qué vale presupuestar si luego no se gasta?”.

Por último, ha recordado que en 2020 solamente gastaron 141 millones de euros de lo que habían presupuestado en inversiones. Por ello, en los PGEX2022 aparecen inversiones de hace siete años, inversiones que había incluido el gobierno de Monago: como el puente de Alcántara, Expacio Mérida y Navalmoral, el aeródromo de Cáceres, la ampliación de la carretera del aeropuerto de Badajoz o depuración de aguas, “es un suma y sigue, con las mismas promesas” y cero ejecución socialista.