El PP denuncia la grave situación que atraviesa el transporte de viajeros por los recortes del Gobierno central

  • Se reúne con la Asociación de Empresarios del Transporte de Extremadura para escuchar las demandas del sector  

  • Solo funcionan regularmente 10 servicios de tren al día: el recorte ferroviario supera el 60%

  • Los 32 servicios aéreos que se prestaban a la semana en la región se han reducido a 8

  • Comarcas como La Jara o el Valle del Ambroz están “prácticamente incomunicadas”

Mérida. 7, marzo, 2021.- El portavoz de Infraestructuras del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Víctor Del Moral, ha denunciado la “grave situación” que atraviesa el transporte de viajeros en Extremadura tras los recortes continuados del Ministerio de Transporte, y que están afectando tanto a los usuarios como a las empresas del sector. La supresión de trenes, vuelos desde Badajoz y servicios de autobuses de largo recorrido está “limitando considerablemente” la movilidad interior de la región y las comunicaciones con el resto de España.

Víctor Del Moral ha afeado al gobierno de Vara que, ante la “dramática situación” del transporte de viajeros en Extremadura, “permanezcan callados” y permitan que poco a poco se esté aislando a la región. Concretamente, en el transporte ferroviario el GPP ha alertado de que, mientras en el resto de España se están reponiendo los servicios suspendidos por la pandemia, “aquí seguimos solo con los que se restablecieron en julio de 2020”, cuando se recuperaron algunas relaciones después del levantamiento del confinamiento.

Así, los ‘populares’ han destacado que en estos momentos en Extremadura funcionan con regularidad 10 servicios ferroviarios al día, y con ello es imposible cubrir todas las necesidades de movilidad de los extremeños. En comparación con los servicios que se prestaban antes de la pandemia, continúan suprimidos totalmente 11 servicios, y otros 6 solo se prestan algún día de la semana cuando antes circulaban a diario. Es decir, se mantiene un recorte ferroviario en Extremadura que supera el 60%.

En cuanto a los servicios regulares de viajeros por carreteradependientes del Ministerio de Transporte, los recortes se deben a las consecuencias de la decisión del departamento de Ábalos de autorizar a las empresas concesionarias a reducir sus servicios hasta un máximo del 60%. El objetivo del Gobierno es ahorrarse dinero en indemnizaciones a las concesionarias por no cubrir costes de explotación. Los recortes se hacen en función de la demanda y, por ello, a Extremadura, con una baja densidad de población, afecta mucho más que otras CCAA. “Se han reducido servicios drásticamente”, ha explicado Del Moral.

El portavoz de Infraestructuras ha advertido de la situación de comarcas como La Jara o el Valle del Ambroz que están “prácticamente incomunicadas”, o la de muchas pequeñas poblaciones de las rutas estatales donde antes paraba varias veces al día el autobús y “ahora lo ven pasar de largo”. Asimismo, ha criticado el afán economicista del Gobierno en materia de transporte aéreo, ya que ha reducido a la mínima expresión la Obligación de Servicio Público para operar vuelos desde Badajoz con Madrid y Barcelona.

Del Moral ha denunciado que se ha producido un “recorte inexplicable” de tal manera que el aeropuerto extremeño se ha quedado literalmente sin vuelos entre lunes y jueves, y también los sábados. La conexión aérea con Extremadura se limita a viernes y domingos. De esta manera, los 32 servicios aéreos que se prestaban a la semana, se han visto reducidos a 8, “todo ello para que el gobierno ahorre en la OSP extremeña”, ha apostillado.

REUNIÓN CON ASEMTRAEX Y RESPALDO A SUS DEMANDAS  

El portavoz de Infraestructuras del GPP ha mantenido una reunión esta mañana con responsables de la Asociación de Empresarios del Transporte de Extremadura (ASEMTRAEX) para conocer de primera mano las demandas y los problemas que atraviesa el sector en el actual contexto de crisis. Así, Del Moral ha transmitido el apoyo del GPP a unas empresas que se sienten desamparadas debido a la falta de cauces de diálogo y negociación con el gobierno de la Junta.

De hecho, esa reivindicación troncal de ASAMTRAEX para establecer puentes con la Administración es para el GPP “más que necesaria” si se tiene en cuenta un dato: hace 6 años que no se convoca una reunión del Consejo Regional del Transporte, concebido como el organismo autorizado de escucha al sector y asesoramiento a la Administración regional. Del Moral ha recordado que con el anterior gobierno del PP dicho consejo se reunía con una periodicidad de 6 meses.

Asimismo, se ha puesto de manifiesto la preocupación ante el riesgo de desaparición de muchas pequeñas empresas extremeñas, ya que los servicios discrecionales están parados por la pandemia y buena parte de las plantillas están en ERTE. Por su parte, los servicios regulares a largo plazo siguen en un limbo debido a que la Junta mantiene su silencio sobre el mapa de reestructuración de líneas. El GPP entiende que hay mucha incertidumbre, a tenor de las posibles absorciones de compañías pequeñas por otras de mayor tamaño que pretendan quedarse con las nuevas rutas.