El PP advierte que no permitirá que la Junta extorsione a FEAFES ni que adjudique sus servicios por la vía del dedazo

  • Asegura que se ha diseñado una hoja que deja al lado el interés público para pisotear derechos de los trabajadores

  • Pide a la Junta que aclare de inmediato si está negociando con otra empresa y en qué condiciones

Mérida. 5, marzo, 2021.- La portavoz del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Cristina Teniente, ha advertido que los ‘populares’ no van a permitir que el gobierno de la Junta extorsione a los trabajadores y usuarios de FEAFES Salud Mental Cáceres, ni que se adjudiquen los servicios que viene prestando esta asociación a alguna empresa por la vía del dedazo. Asimismo, Teniente ha subrayado que la situación de FEAFES coincide con la de otras entidades para las que el Ejecutivo de Vara ha diseñado una hoja de ruta en la que se deja al lado el interés público.

La portavoz del Grupo Popular ha pedido explicaciones al consejero Vergeles para que aclare por qué se pretende adjudicar a empresas la gestión de servicios que hasta ahora habían acometido con total garantía organizaciones como FEAFES, cuyos trabajadores y familiares de usuarios “nos están pidiendo auxilio”. Así, Teniente ha explicado que el día a día de esta asociación se ha convertido en un desprecio continuado por parte de la Administración, se pisotean los derechos de los trabajadores y se les está presionando para que acepten condiciones leoninas. “El gobierno socialista está liquidando servicios públicos con su rodillo”.

Para el GPP, la situación recuerda mucho a las prácticas llevadas a cabo en el caso de la empresa de ambulancias Tenorio, donde la Administración regional fue “parte activa” y se dedicó a acallar voces críticas o simplemente a señalar a trabajadores que sólo reclamaban sus derechos. En este sentido, Teniente ha lamentado que se esté presionando al equipo directivo de FEAFES, y que se está asfixiando económicamente a la entidad, que lleva ya siete meses de retraso en el pago de las nóminas.

Cristina Teniente ha aseverado que estos días, con FEAFES o el CRPS de Plasencia, se está llevando a cabo la misma estrategia que el SEPAD ejecutó con el centro de San Juan de Dios de Almendralejo; pero lo más “penoso” es que se esté haciendo con un servicio esencial para muchas familias y para personas especialmente vulnerables, y justo en medio de una pandemia. “Estamos reclamando que la Junta tenga un poco de sensibilidad, pero parece que los intereses son otros”, ha apuntado Teniente.

El GPP ha garantizado que va a dar la batalla por los trabajadores y usuarios de FEAFES, asimismo, ha pedido a la Junta que aclare de inmediato si está negociando con una empresa la cesión de los servicios que hasta ahora prestaba la asociación y si, de producirse tal cesión, los trabajadores van a mantener sus derechos laborales, salarios y antigüedad. “No podemos permitir otro Tenoriazo de Vergeles” y que lo paguen los que, precisamente, más hacen por mejorar la calidad de vida de las personas con trastorno mental grave y sus familiares.

Por último, el GPP ha puntualizado que la Junta tiene la responsabilidad de fiscalizar las ayudas que recibe el tercer sector, y también tiene la obligación de intervenir ante los posibles problemas de liquidez o de falta de recursos de organizaciones como FEAFES. Los que critican las privatizaciones son precisamente los que más han hecho para asistir a ciertas empresas privadas, en detrimento de los derechos de trabajadores que llevan décadas dedicando su vida a servir a personas dependientes.