El PP pide a la Junta que no haga “chapuzas” y garantice “de inmediato” todas las licencias para prácticas de FP

  • Advierte que las demandas de los centros son ignoradas sistemáticamente por el gobierno regional

  • Recuerda que todas las prácticas telemáticas deben estar hace tiempo programadas y aseguradas

Mérida. 12, febrero, 2021.- La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Pilar Pérez ha pedido a la Junta de Extremadura que deje de hacer “chapuzas” y garantice “de inmediato” todas las licencias de software que permitan hacer las prácticas a los alumnos de Formación Profesional. Asimismo, el GPP ha calificado de “intolerable” que se bloquee la formación de cientos de jóvenes extremeños por un problema que ya en septiembre se había advertido por parte de los centros, que están realizando esfuerzos extra mientras son ignorados.

Pilar Pérez ha aseverado que se pone de nuevo de manifiesto que la “dejadez” y la falta de previsión del gobierno de la Junta ha acabado amenazando el día a día de unos 500 estudiantes que cursan ciclos de “Imagen y Sonido” y “Artes Gráficas” en seis centros y cuyas prácticas debían estar programadas y aseguradas en perfectas condiciones. Así, el GPP ha subrayado que la Consejería ha “dejado caducar” las licencias de software necesarias para las mismas, prueba de que no es “ninguna prioridad” para el gobierno y que no hay dinero para lo esencial.

Desde el GPP se ha pedido que la solución sea “inmediata y definitiva” porque no valen parches temporales para acallar demandas que son “absolutamente legítimas” por parte de docentes y alumnos. Para Pérez, resulta intolerable que la Junta de Vara no atienda al diálogo y sólo se mueva para evitar titulares que dejen en evidencia sus vergüenzas, como ha sido su modus operandi en la pandemia en todas las áreas, “actuando a remolque de las circunstancias” y, al final, quienes pagan las consecuencias son los extremeños.

La portavoz de Educación del GPP ha denunciado que, en plena pandemia por el Covid-19, cuando las clases presenciales coexisten con las telemáticas, a la Consejería de Educación le ha vuelto a “pillar el toro” por no haber hecho “sus deberes a tiempo”, pese a los insistentes y reiterados “recordatorios” de la comunidad educativa. En esta ocasión, le ha tocado a alumnos de Formación Profesional y a los alumnos usuarios de la biblioteca digital “Librarium”. Para Pérez, es evidente que el gobierno no ha aprendido nada de la primera y la segunda ola, ni siquiera ha tenido en cuenta que, cuando las actividades presenciales están afectadas, hay que reforzar todos los recursos informáticos porque hay una mayor demanda de los recursos digitales.