El PP pide el cese fulminante del consejero de Sanidad por un nuevo caso de vacunación irregular

  • Critica que una economista del SES haya recibido las dos dosis sin ni siquiera estar incluida en el protocolo

  • Pregunta al gobierno de Vara cuántos casos más de “vacunación VIP” están ocultos

  • Afirma que se cambió el protocolo para tener una “coartada política” y eludir responsabilidades

Mérida. 10, febrero, 2021.- La portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Elena Nevado, ha pedido el cese fulminante del consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, al conocerse hoy un nuevo caso de vacunación irregular, precisamente en un cargo del Servicio Extremeño de Salud (SES) que no es profesional sanitario sino economista, y que recibió la segunda dosis de la vacuna de Pfizer sin estar incluida en el protocolo de vacunación.

Nevado ha enmarcado este nuevo episodio en las “graves irregularidades” que están acaeciendo en la vacunación del coronavirus en la región y que ha calificado como una “vergüenza institucional” que está siendo justificada por el presidente de la Junta y por el propio consejero de Sanidad, que “tiene que ser cesado ya”. Así, la portavoz ha explicado que, a los casos ya conocidos de altos cargos del Gobierno de Vara, alcaldes y afines socialistas, se suma hoy el de una persona que no estaba entre los colectivos vulnerables.

La portavoz de Sanidad ha lamentado este nuevo caso de “vacunación VIP” y ha preguntado al gobierno de la Junta cuántos casos más como este están ocultos. También ha recordado que Vara mintió al señalar que ningún alto cargo se vacunaría hasta que no le tocara y que no se había cambiado el protocolo. Nevado ha subrayado que, precisamente, el cambio de protocolo de vacunación en Extremadura se produce precisamente entre una la primera y la segunda dosis que recibió la economista del SES.

 “Se vacunó el 15 de enero y el protocolo se cambió el 18 de enero”, ha aclarado la portavoz del GPP, que ha aseverado que el gobierno socialista cambió el criterio razonable del grado de exposición al Covid-19 -como mantienen otras CCAA- para cubrir a los suyos y tener una “coartada política y una cobertura legal” para evitar responsabilidades. Para Nevado, el caso de hoy es otra muestra incontrovertible de que, en esta pandemia, hay extremeños a la espera de ser inmunizados, y luego hay extremeños con privilegios elegidos a dedo por el consejero de Sanidad.

El Grupo Popular ha criticado que en Extremadura haya personal no sanitario “ungido por la mano de Vergeles” para recibir un trato preferente, con medios públicos que deberían ser para las personas más vulnerables y para los profesionales que están cara a cara con la Covid-19. Además, Nevado ha acusado al consejero Vergeles, “que tanto defiende la cohesión y la unidad de acción sanitaria” a nivel nacional, de saltarse el acuerdo de las autonomías para que los que se colaron con la vacuna sean los últimos en recibir la segunda dosis.