El PP registra una solicitud para crear una comisión de investigación ante el “escándalo” del plan de vacunación

  • La portavoz parlamentaria, Cristina Teniente, critica la falta de transparencia de la Junta y pide conocer el listado de vacunados y si han tenido acceso a la segunda dosis

  • “Mientras el resto de comunidades reforzaban la logística para vacunar con rapidez, aquí la prioridad era cambiar el protocolo y dar apariencia legal a la vacunación irregular”

  • Que haya alcaldes jóvenes socialistas vacunados mientras miles de extremeños de riesgo no se han vacunado es un “abuso de poder” que “atenta” contra la salud pública

Mérida. 1, febrero, 2021.- La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Extremadura, Cristina Teniente, ha anunciado hoy la solicitud para la creación de una comisión de investigación en el parlamento autonómico ante el “escándalo” nacional que ha supuesto el plan de vacunación de en la región.

En una comparecencia de prensa celebrada hoy en Mérida, tras la reunión del Comité de Dirección, Teniente ha señalado que “toda España se ha hecho eco de un escándalo sin precedentes” ya que, tal y como ha recordado, a la polémica por las vacunaciones irregulares se sumaba la semana pasada el cambio en el protocolo para “favorecer una vacunación a la carta del PSOE en Extremadura”.

“Todos hemos podido comprobar, con documentos en la mano, que esos protocolos han sido modificados” para “garantizar la cobertura legal de los vacunados irregularmente” ha continuado, destacando que “a pesar de que Vara y Vergeles intentaran negar lo evidente, lo que han hecho ha sido decirle a los extremeños que lo van a seguir haciendo porque hay un protocolo que lo permite”.

La portavoz parlamentaria del PP también ha criticado que, a pesar de la apariencia del PSOE nacional, que pidió el cese de los cargos que se vacunaron irregularmente, en Extremadura “no sólo se les ha amparado, si no que han cambiado el protocolo para amparar esa vacunación irregular” y “nadie ha asumido ningún tipo de responsabilidad”.

Para Teniente, el hecho de que haya alcaldes jóvenes socialistas vacunados, mientras hay miles de extremeños que son población de riesgo esperando, se trata de un acto de “nepotismo y abuso de poder” que “atenta contra la salud pública” y que “no es sólo una obligación legal, sino también moral”.

Así, ha añadido que el plan de vacunación en Extremadura es una polémica tras otra, recordando que primero lo fue por el retraso en la vacunación en las primeras semanas, luego por el negacionismo de Vara, en tercer lugar la vacunación irregular y por último el cambio de protocolo, destacando que “mientras otras comunidades autónomas estaban reforzando la logística para garantizar la rapidez de la vacunación, en Extremadura la prioridad era cambiar el protocolo”, algo que va en contra de la ejemplaridad pública.

Por todo ello, el PP ha solicitado dicha comisión de investigación para aclarar estos hechos y conocer el listado completo de las personas que han accedido al proceso de vacunación, por qué, quienes han cambiado los protocolos y por qué el consejero de Sanidad no ha cumplido con la exigencia del Consejo Interterritorial de Salud que pedía perseguir a los vacunados irregularmente.

Por último, también ha hecho referencia a la declaración, en sede judicial, de la directora de la residencia de mayores Asistida de Cáceres, que confirmó las denuncias que el Partido Popular realizó durante la primera ola, en la que fallecieron en dicho centro casi cien mayores por Covid.

Cristina Teniente ha explicado que la directora ha confirmado que se decidía el traslado al hospital de los mayores en función de un protocolo “que nadie ha visto”, que “tenían instrucciones de prohibir las mascarillas dentro del centro”, que mezclaban en la misma planta a residentes positivos por Covid y no contagiados y “toda una retahíla de afirmaciones que sobrecogen” de la directora que “actuó como delegada de Vergeles en la residencia”.

Así, ha recordado que el PP denunció en su día todas las irregularidades, pedimos transparencia y datos pero “todo fue una ocultación de la realidad” hasta el punto de que también se solicitó una comisión de investigación que el PSOE rechazó en la Asamblea, negando estas denuncias que ahora los hechos “empiezan a avalar y acreditar”.