El PP denuncia los graves recortes sanitarios que sufren los vecinos de Montijo y Puebla de la Calzada

  • Lamenta el desmontaje de la atención primaria en las áreas rurales extremeñas

  • Subraya que Vergeles no es capaz de contratar médicos ni de aportar los recursos básicos

  • Critica el silencio cómplice de los municipios gobernados por el PSOE

Montijo. 4, septiembre, 2020.- La portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Elena Nevado, ha denunciado los “graves recortes sanitarios” realizados por parte de la Junta y que sufren, día a día, los vecinos de Montijo y Puebla de la Calzada. Para el GPP, la atención primaria se está desmontando “descaradamente” en las áreas rurales y se está sustituyendo por una atención telefónica que está “saturada” y que supone el deterioro de la salud de los extremeños.

Para Nevado, la pandemia está sirviendo a la Junta como parapeto de acciones injustificadas y está poniendo de manifiesto que el SES, con Vergeles a la cabeza, no es capaz de contratar médicos ni de aportar los recursos básicos para mantener los estándares de atención que se exigen. En este sentido, la portavoz de Sanidad ha explicado que “no es de recibo” que muchos mayores de Montijo y Puebla tengan que desplazarse a Badajoz como pacientes derivados que podrían ser perfectamente atendidos en su localidad.

“Están desmontando la sanidad y no lo vamos a permitir”, ha aseverado Nevado al tiempo que ha denunciado que el PP apoyará todas las movilizaciones que se produzcan para reclamar una sanidad digna. Además, ha reiterado que el consejero Vergeles “no ha impulsado una sola medida propia” y se ha limitado a seguir el argumentario de Moncloa, “siempre a rebufo del Gobierno”. En cambio, sí está exigiendo a los médicos de los pueblos que sean rastreadores, saturándolos e impidiendo que puedan dedicarse a sus pacientes.

Tras mantener una reunión con los portavoces locales del PP, Elena Nevado ha anunciado que el Grupo Popular va a registrar una propuesta de impulso para el gobierno de Vara dé marcha atrás en estos recortes que viene afectando, desde hace meses, al ‘Centro de Salud Montijo-Puebla de la Calzada’, y que han supuesto que ni siquiera se puedan llevar a cabo pruebas médicas muy elementales como analíticas de sangre, tratamientos inyectables, test de glucosa o, simplemente, tomar la tensión.

La portavoz de Sanidad del GPP, Elena Nevado, ha criticado el “silencio cómplice” de los gobiernos municipales socialistas ante unos recortes que están destrozando la vida de sus vecinos. Asimismo, se ha solidarizado con los usuarios de la zona, muchos de ellos indignados no sólo por el cierre de los servicios, sino porque la atención telefónica es un desastre, y hay casos de vecinos que han tenido que realizar más de cuarenta llamadas para ser atendidos.