El PP pide a la Junta medidas para paliar el coste de las mascarillas tras anunciar su obligatoriedad

  • El desembolso podría llegar hasta los 120 euros mensuales para una familia de cuatro miembros, lo que supondría una hipoteca

  • La Junta debe garantizar su gratuidad a los extremeños con menos ingresos

  • Pedimos a la Junta que inste al Gobierno de España a la reducción inmediata del IVA del 21% al 4% en mascarillas y el resto de material de protección frente al Covid-19

Mérida. 10, julio, 2020.- El Partido Popular de Extremadura pide a la Junta que establezca medidas para paliar el coste de las mascarillas tras declarar el Ejecutivo autonómico la obligatoriedad de su uso a partir de mañana en el ámbito de la comunidad autónoma.

Dicha obligatoriedad conlleva un gasto en las familias extremeñas que se cifra en unos 120 euros mensuales para un hogar de cuatro miembros, lo que supondría una hipoteca, y es un coste económico que muchos extremeños no pueden asumir en la situación económica actual.

Una obligatoriedad que choca con las declaraciones realizadas por el vicepresidente 2º y consejero de Sanidad, José María Vergeles, quien durante los meses que ha durado la pandemia ha negado que el uso de la mascarilla fuera eficaz para contener la pandemia y ahora, en una de sus múltiples contradicciones, obliga a los extremeños a su utilización sin prever una partida que ayude a mitigar el coste económico de dicha decisión, que debe ser asumido por la ciudadanía.

Por ello, es fundamental que el gobierno autonómico ponga en marcha medidas que ayuden a las familias a poder hacer frente al gasto y que la obligatoriedad de las mascarillas pueda realizarse de la manera más eficaz posible. Del mismo modo, la Junta de Extremadura debe garantizar la gratuidad de las mascarillas para los extremeños con menos ingresos que no puedan adquirirlas.

Por último, el PP solicita a la Junta que exija al Gobierno de España la reducción inmediata del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del 21% al 4% que deben abonar los ciudadanos en las mascarillas, cuyo uso a partir de mañana es obligatorio, y el resto de materiales de protección frente al Covid-19.