El PP exige que el Centro de Día de la barriada de Llera vuelva a abrir sus puertas a la mayor brevedad posible

  • Señala que la nueva normalidad ha arrancado “estrenando un paquete de recortes” que no pueden negarse

  • Subraya que si Cruz Roja no puede hacerse cargo del centro, lo tendrá que hacer la Junta de Extremadura

Badajoz. 22, junio, 2020.- La portavoz de Dependencia del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Consuelo Rodríguez Píriz, ha exigido que el Centro de Día de la barriada de Llera vuelva a abrir sus puertas a la mayor brevedad posible. Rodríguez Píriz, que ha comparecido junto al concejal de Políticas Sociales del Ayuntamiento de Badajoz, Antonio Cavacasillas, ha reiterado que la nueva normalidad ha arrancado “estrenando un paquete de recortes” que no pueden negarse por mucho que la Junta lo haga.

Rodríguez Píriz ha explicado que en este centro de día se atendía a 25 personas mayores cada jornada, y que además su cierre supone despedir a diez trabajadores. Así, ha lamentado que se cierre un centro de mayores y “no pase nada” y ni siquiera la Junta tenga intención de “hacer nada”. Asimismo, ha subrayado que si Cruz Roja no puede hacerse cargo del centro lo tendrá que hacer la Junta de Extremadura, que tendrá que sacar el dinero de donde lo tenga que sacar, “que recorte en altos cargos”, ha aseverado.

Para Consuelo Rodríguez, este tipo recortes revelan que la región está en una gravísima situación económica que repercute “por orden del gobierno de la Junta” en las personas que peor lo han pasado en la pandemia y que son los que más lo necesitan ahora para recuperar su día a día. Asimismo, ha recordado que la semana pasada el GPP denunciaba el cierre de servicios sanitarios básicos en El Progreso, con su PAC clausurado, y este centro de día se suma a los recortes, pero en materia de Dependencia.

Rodríguez Píriz ha hecho hincapié en que no hay ninguna plaza pública para centros de día y que suprimir “de un plumazo” treinta plazas para personas en situación de dependencia en Badajoz no es el mejor camino para “arreglarle la vida a la gente” como ha presumido siempre Vara. Otra razón para reabrir el centro es que los usuarios que tenían plaza no están yendo a ningún sitio, y se encuentran en sus casas, donde sus familiares no pueden hacerse cargo porque están volviendo a sus trabajos.

SOLUCIONES URGENTES PARA SERVICIOS ESENCIALES

La portavoz de Dependencia del GPP ha reiterado que el consejero Vergeles debe darles una solución urgente a estas personas porque las plazas son necesarias y no puede escudarse en que debido al Covid-19 tienen problemas de financiación. Para el GPP, el cuidado de las personas más vulnerables son servicios esenciales y volver a la nueva normalidad no puede ser una excusa para cerrar centros, incluso siendo deficitarios, porque deben ser una prestación obligatoria de la Administración regional a los mayores .

Rodríguez Píriz ha manifestado que la Junta de Extremadura viene diciendo que solo habrá 7,4 millones de euros del IRPF para esta materia y que por el COVID-19 no habilitará las partidas para subvencionar proyectos como otros años. Para el PP, desde que la Junta se hizo cargo del reparto del IRPF “empezamos a tener problemas”, y cada año que pasa hay más recortes provocados entre Madrid y el gobierno de la Junta, sobre todo para el funcionamiento del tercer sector.

La portavoz ‘popular’ ha hecho hincapié en que Vara dijo que los efectos de la pandemia no lo iban a sufrir los “mismos de siempre”, y “nos preguntamos si los mayores no son los de siempre”, si no son estos 25 mayores que utilizaban el transporte adaptado para ir al centro, recibían fisioterapia, gerontogimnasia, talleres de memoria, mayores que padecen Alzheimer en muchos casos, y que comían en el centro al que acudían de ocho de la mañana a seis de la tarde para facilitar la conciliación familiar.

Por su parte, el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Badajoz, Antonio Cavacasillas, ha señalado que es una reivindicación histórica del ayuntamiento el disponer de los trabajadores sociales necesarios para poder atender la ciudadanía. Sobre el cierre del centro de la barriada de Llera, del que ha recordado que el local fue cedido por el consistorio para que se pudiera ofrecer el servicio, ha aseverado que da la sensación de que los recortes siempre tocan a Badajoz.

Asimismo, ha recordado que ley establece que haya en Extremadura un trabajador social cada 3.000 habitantes y, “por ello nos corresponderían hasta 50”, cuando actualmente hay sólo 23 en plantilla más unas contrataciones extra que acabarán en diciembre. Cavacasillas ha revelado que el 5 de junio se comunicó con la Junta por escrito para transmitir una serie de demandas y medidas necesarias para cumplir con ese ratio de atención, y “todavía no he tenido respuesta”, ha apostillado.