Monago afirma que Vara establece el “teletriaje” en la sanidad extremeña

  • El presidente del PP critica la instrucción del SES para que la primera consulta sea telefónica y alerta de que se pone en riesgo la salud de los pacientes

  • “Vara pretende que la sanidad sea como el tarot en el que llamas por teléfono y te resuelven las dudas”

  • “Los aplausos a los sanitarios de las 8 de la tarde se transformaban en recortes a las 8 de la mañana”

  • Presenta una propuesta de impulso para evitar la alta temporalidad en el SES, abonar sus derechos y evitar así que el 40% de los MIR se quieran ir de Extremadura

  • “Sin una buena sanidad, los extremeños se querrán ir y los de fuera no querrán venir”

Mérida. 18, junio, 2020.- El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha afirmado hoy que la aportación a la sanidad del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, es el “teletriaje” al criticar la instrucción del Servicio Extremeño de Salud para que la primera consulta sea de manera telefónica, algo que, a su juicio, puede tener repercusiones “graves” en la salud de los pacientes.

En una comparecencia de prensa celebrada hoy en Mérida, Monago ha afirmado que este es “un recorte más” del gobierno socialista de Fernández Vara en la sanidad extremeña, tras manifestar que “se ha puesto en marcha el acelerador para desmantelar” la sanidad tras haberse cerrado centros sanitarios en Badajoz o en Trujillo, el cierre del PAC Virgen de la Montaña o los servicios de cirugía vascular y cirugía pediátrica en Cáceres. “Tenemos profesionales de primera pero gestores de tercera, lo que hace que se degrade la sanidad en nuestra comunidad autónoma” ha señalado.

Así, respecto al “teletriaje” establecido por la Junta de Extremadura, Monago ha criticado que se pretenda que los extremeños no vayan a los centros sanitarios “sino que llamen por teléfono y expliquen sus síntomas” algo que “no es una medicina del siglo XXI ni una sanidad de primera”. A su juicio, lo que se pretende con ello es seguir “desmantelando la sanidad” para enmascarar la falta de profesionales y de recursos económicos.

“Ni los extremeños tienen que saber explicar sus síntomas ni los médicos reconocerlo por teléfono” ha sentenciado, recordando que “para algo está el ojo clínico, que se basa en ver, tocar y sentir al paciente”. “Lo que pretende Vara es que la sanidad sea como el teléfono del tarot, en el que llamas, explicas los síntomas y te resuelven las dudas” ha criticado, señalando que no conoce esa medida en ningún otro lugar y advirtiendo de las graves repercusiones en la salud de los pacientes. “Esta no es la nueva normalidad que queremos” ha sentenciado. El presidente del PP ha afirmado que “sin una buena sanidad, los extremeños se marchan y los de fuera no querrán venir”.

Monago también ha destacado que hasta el 40% de los MIR que acaban de terminar su formación este año “quieren irse de Extremadura” algo que ha calificado como “muy grave” y ha recordado los avisos de los colegios profesionales de que los sanitarios no se quieren quedar en la región “porque las ofertas laborales no son atractivas” por lo que muchas jubilaciones se están quedando sin cubrir y ello contribuye a que se degrade la calidad de la sanidad.

Ofertas laborales no atractivas que se suman a los recortes que han sufrido los profesionales sanitarios este año, tras no cobrar la carrera profesional ni el 2% de subida salarial, como el resto de España, a pesar de “estar al frente de la pandemia, contaminándose y entregándose con muchos desvelos”. “Los aplausos de las ocho de la tarde se han encontrado con recortes a las ocho de la mañana” ha señalado, algo que “desmotiva” y por eso los residentes se van.

Por todo ello, José Antonio Monago ha anunciado una propuesta de impulso en la Asamblea de Extremadura en la que se pretende que se abone la carrera profesional, que se abone una paga extraordinaria al personal de servicios esenciales que han estado en al frente de la lucha de la pandemia “arriesgando su integridad y su vida”. Así mismo ha propuesto un plan de rescate sanitario para los profesionales del SES y la aprobación de una oferta pública de empleo que consolide las plantillas del SES, ante la alta precariedad y temporalidad, que ha cifrado en un 38%.