Monago propone un plan para favorecer la conciliación ante la vuelta al trabajo de miles de extremeños

  • El presidente del PP plantea una batería de medidas destinadas a familias con hijos en edad escolar tras la decisión de no reabrir los centros educativos

  • Las medidas que recoge la normativa del estado de alarma son “insuficientes” para determinados sectores de actividad y para el colectivo de autónomos

  • Propone en la Asamblea de Extremadura que se establezcan dichas medidas extraordinarias, serias y eficaces “antes de avanzar en la desescalada”

Mérida. 19, mayo, 2020. El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha propuesto hoy una batería de medidas para favorecer la conciliación laboral y familiar ante la previsión de que miles de extremeños vuelvan a sus puestos de trabajo en la fase 2, tras estos dos meses de estado de alarma y “parón obligatorio” ya que se van a encontrar una situación “muy diferente”.

Así, Monago ha explicado la propuesta que ha elevado hoy en la Comisión de Estudio sobre la pandemia Covid-19 que se ha celebrado en la Asamblea de Extremadura ya que, antes de seguir avanzando en la desescalada, la Junta “tiene la obligación de establecer medidas extraordinarias, serias y eficaces” destinadas a familias con hijos en edad escolar mientras que no puedan volver al colegio.

Monago ha señalado la responsabilidad de Fernández Vara en facilitar una vuelta al trabajo a los padres “sin la preocupación de no saber qué hacer con sus hijos” tras la decisión de no reabrir los centros educativos. “Vara no puede trasladar las consecuencias a los padres sin establecer mecanismos de ayuda social” como han hecho ya otras comunidades autónomas.

El presidente del PP ha afirmado que las medidas que contempla la normativa del estado de alarma están “enfocadas principalmente a la reducción de jornada, la flexibilización horaria o excedencias” que se muestras “insuficientes en determinados sectores” de actividad y, sobre todo, a los trabajadores por cuenta propia. “Sí, a esos autónomos que durante estos más de dos meses han visto cómo se han quedado sin ningún tipo de ingresos” mientras las ayudas prometidas “o han llegado tarde o, simplemente, no han llegado”.

Así, Monago ha detallado que el PP propone ayudas y bonificaciones fiscales a la contratación de personas destinadas al cuidado de menores en edad escolar en los hogares así como la bonificación en la cuota de la Seguridad Social. También una ayuda directa para la contratación de graduados en Educación, para ayudar en las tareas escolares.

La propuesta del PP también recoge una compensación destinada a los trabajadores que soliciten reducción de jornada para ocuparse del cuidado de menores y “evitar que la economía familiar se vea mermada” así como bonificaciones a empresas que fomenten el teletrabajo para empleados con hijos en edad escolar, implanten medidas de flexibilización y adaptación como cambios de turnos y horarios o flexibilicen las vacaciones. Las bonificaciones también alcanzarían a las empresas que sustituyan a personas trabajadoras que estén acogidas a una reducción de jornada por cuidado de hijos en edad escolar.

Toda una batería de medidas encaminadas, según ha afirmado Monago, a “evitar que la vuelta al trabajo para miles de familias extremeñas no sea un problema” y puedan desarrollar sus profesiones “con la confianza puesta en dejar a sus hijos en buenas manos y sin un perjuicio económico”. Y, sobre todo, ha finalizado, “para que nadie se quede atrás”.

COMISIÓN DE ESTUDIO COVID-19

En cuanto a la comisión de estudio sobre la pandemia del Covid-19, que se ha celebrado hoy en la Asamblea de Extremadura y en la que se ha debatido sobre el informe que la Junta va a remitir al Gobierno de España para solicitar el paso a la fase 2, el PP ha advertido que se trata de un informe que no recoge la verdadera situación de la pandemia en la región y que, una vez más, se remite a los grupos políticos sin la firma de ningún responsable sanitario.

A juicio del PP, recoge numerosas imprecisiones y certifica que preocupa la situación en las residencias de mayores, principal foco de contagios y fallecimientos por Covid en nuestra comunidad autónoma, con una asistencia médica insuficiente ya que no se garantiza que se pueda controlar un posible rebrote. El caos es tal que la Junta no puede certificar, fehacientemente a día de hoy, el número de positivos que hay en la región, tras comprobarse las diferencias entre los datos que publica el Ejecutivo regional y los del ministerio.

Para el PP, la autoridad sanitaria en Extremadura ha perdido credibilidad intentando maquillar los datos con una nueva terminología que es la de “casos sospechosos” sin aclarar en qué términos y en base a qué criterios se descartan dichos casos sospechosos.

DESCARGAR PROPUESTAS