El PP responsabiliza a Vergeles de no proteger a los sanitarios y amenazar al personal para silenciarlo

  • Reitera que 9 de cada 10 fallecidos por Coronavirus se encontraban en residencias de mayores que dependían directa o indirectamente del SEPAD

  • Recuerda que el consejero aseguró que todo estaba bajo control y que contaban con las medidas de aislamiento

  • El Covid-19 ha incrementado la mortalidad un 40% en Extremadura, que presenta la tasa de letalidad más alta del país

Mérida. 12, mayo, 2020.- El Grupo Parlamentario Popular (GPP), ha responsabilizado al consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, de no proteger a los profesionales sanitarios durante la pandemia y de haber amenazado al personal para evitar que contara la verdad. Asimismo, el GPP ha señalado que, desde el gobierno de la Junta, se ha hecho firmar documentos para sellar el silencio de los profesionales.

La portavoz del GPP, Cristina Teniente, ha aseverado que el olvido es el siguiente paso del gobierno socialista en la crisis del Covid-19 y “no vamos a permitirlo” porque se ha llegado “demasiado lejos”. Teniente ha recordado que 9 de cada 10 extremeños han fallecido en residencias de mayores que dependían directa o indirectamente del SEPAD mientras el consejero sigue eludiendo su responsabilidad junto al mayor responsable de que él siga al frente, que es Fernández Vara.

Cristina Teniente ha preguntado a Vergeles si su negligencia al frente de la gestión de esta crisis sanitaria es “culpable o no culpable”, tras producirse situaciones como la de la residencia Asistida de Cáceres, que roza ya los 90 fallecidos desde que se inició la pandemia, y sobre la que el consejero de Sanidad llegó a decir que no se estaba dando “ninguna situación de caos, más allá que los trabajadores hayan entrado en modo pánico”, pero que contaban con las medidas de aislamiento.

La portavoz del GPP ha subrayado que, según datos del INE el Covid-19 ha incrementado la mortalidad un 40% en Extremadura y “tenemos la tasa de letalidad más alta del país”. Algo que contrasta con las declaraciones del consejero el 24 de marzo, asegurando que estaba todo controlado. Teniente ha pedido alguna respuesta para los familiares de las residencias como la Asistida, a los que ha citado en su intervención y que no han contado con información puntual sobre los residentes, tal y como establece el protocolo.

Teniente ha repasado casos concretos, con nombres y apellidos, de familiares que preguntaban por qué no trasladaban a los enfermos a hospitales y UCIs, o por qué la Junta donaba respiradores si no los tuvieron para pacientes que fallecieron. Cabe recordar que el 25 de marzo, Vergeles anunció que Extremadura enviaba 10 respiradores a Madrid y que podía atender a pacientes de otras comunidades porque teníamos más de 1.800 camas disponibles de un total de 3.000 en los hospitales, así como 40 de las 95 plazas UCI liberadas.

Cristina Teniente ha reiterado que, en tanto en cuanto Vergeles aseguró que todos estos centros están controlados por el SES, ahora “toda la responsabilidad es suya” y es una responsabilidad doble porque está al frente del SES y del SEPAD. La portavoz ha señalado que el Grupo Popular advirtió de la situación de muchas residencias de mayores extremeñas desde el principio, “desde el primer fallecido, les pedimos respuestas urgentes”, y ahora aquí tienen el resultado.

NI AMENAZAS NI DESCALIFICACIONES

Teniente ha hecho hincapié en que el PP no va a permitir “amenazas ni descalificaciones” como las realizadas por la vicepresidenta el jueves pasado, y ha expresado que estos ataques ofenden a los que han perdido a los suyos y exigen respuestas en la crisis sanitaria. Asimismo, ha afirmado que la consigna oficial de Moncloa es “no hablar de la tragedia y apagar la memoria”, pero ha dejado claro que el derecho y el deber del PP defender esa memoria y buscar la verdad.

“Usted no protegió al personal sanitario y por denunciar que se cubrían con bolsas de basura cesó a responsables”, ha incidido Teniente. En este sentido, la portavoz del Grupo Popular ha preguntado al consejero si las batas hechas de bolsas o las mascarillas cosidas a mano han sido un capricho de los trabajadores. Además, el GPP ha recordado la labor de empresas y entidades financieras que han estado ayudando con equipos de protección en residencias cuando la Junta no las estaba aportando.