Monago critica la “poca vergüenza” de la delegada del Gobierno para denunciar a un alcalde por repartir ramas de olivo

  • El presidente del PP afirma que los alcaldes “se han dejado la piel” por suplir “el papel del Estado en sus municipios”

  • El PP presentará una denuncia contra García Seco si prosigue la denuncia contra el alcalde de La Parra

  • La delegada del gobierno debería ocuparse de que llegaran los medios de protección necesarios y no tanto de perseguir a alcaldes

Mérida. 5, abril, 2020. El presidente Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha criticado hoy la “poca vergüenza” de la delegada del Gobierno en la región, Yolanda García Seco, por denunciar al alcalde de La Parra, Alejandro Lagar, por repartir ramas de olivo entre sus ciudadanos el Domingo de Ramos.

En este sentido, Monago ha recordado que lo que han hecho los alcaldes de la región ha sido “dejarse la piel por suplir el papel del Estado en sus municipios” ya que el Gobierno de España ha estado “ausente” en las labores de protección y prevención en las localidades extremeñas así como en la atención a la ciudadanía y han sido los ediles los que se han volcado en dichos cometidos.

Los alcaldes extremeños, entre ellos el de La Parra, han organizado grupos de voluntarios, han desinfectado calles y edificios públicos, han ayudado a que personas anónimas hayan realizado cientos de miles de mascarillas, han repartido alimentos a las familias que más lo necesitaban y han coordinado la labor de los equipos de emergencia y ahora, la delegada del Gobierno, “se lo paga con denuncias” que “no tienen ningún sentido”.

Por todo ello, si la actitud persiste y la denuncia por repartir ramas de olivo prosigue, el Partido Popular de Extremadura presentará una denuncia contra Yolanda García Seco por no haber cumplido sus funciones y desatender las altas responsabilidades que tiene, dejando sin atención a miles de extremeños, algo que ha tenido que ser suplido por los alcaldes.

El Gobierno de España asumió el mando único en esta pandemia que ha costado la vida ya a más de 200 extremeños. Su representante en Extremadura es la señora García Seco, quien debería estar más ocupada de cumplir con su obligación y dotar de equipos de protección a nuestros sanitarios, de que los test rápidos estuvieran ya aquí y funcionando que de perseguir a quienes, precisamente, han dado la cara por el Gobierno en esta complicada situación.