Monago afirma que no se va a callar porque Vara tiene al frente de la pandemia a un “inepto declarado”

  • Señala que el presidente de la Junta haría bien en cesar al consejero Vergeles

  • Subraya que la ineficacia del consejero de Sanidad está costando caro a los extremeños

Mérida. 3, abril, 2020.- El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha afirmado que no se va a callar porque Fernández Vara tenga al frente de la pandemia a “un inepto declarado”. Asimismo, Monago ha aclarado que a él le eligió como diputado el pueblo extremeño mediante voto, mientras que Vergeles es consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura por un decreto del señor Vara.

El presidente del PP ha reiterado que una cosa es estar juntos y “otra es estar callado” y que decir, como ha hecho hoy el consejero Vergeles, que “no merece la pena contestar”, cuando las denuncias públicas que ha hecho el líder ‘popular’ estaban respaldadas por documentos, es propio de “regímenes dictatoriales”. Monago ha criticado que el titular de Sanidad no conteste cuando se exigen más test y o se manifiesta que no se contabilizan todos los fallecidos.

José Antonio Monago ha subrayado que el presidente de la Junta haría bien en en cesar al consejero Vergeles, cuya ineptitud e ineficacia está costando muy caro a todos los extremeños. Así, Monago ha recordado que el titular de Sanidad es la misma persona que hace unos días dijo que si había muchos sanitarios contagiados en Extremadura era porque se habían infectado fuera del trabajo, al menos el 50%, y no llegó a pedir disculpas por dicha acusación.

Además, Monago ha hecho hincapié en que se trata del mismo consejero de Sanidad que se encarga de desmentir realidades como que los sanitarios del Hospital Provincial de Cáceres, tal y como ha publicado el diario HOY, denuncian una mala protección frente al Covid-19; también se ha referido a que el coordinador en funciones de un centro de salud de Plasencia fue cesado por Vergeles al día siguiente de solicitar equipos de protección para los sanitarios que se estaban protegiendo con bolsas de basura.