Monago exige medidas “con efecto inmediato” para el campo extremeño y que “no se pongan parches”

  • El presidente del PP pide rebajas fiscales, en materia laboral y energética que “si se aprobaran mañana, se notaría en los bolsillos pasado mañana”

  • Califica de “sinsentido” que se pretenda recortar los fondos europeos a una región como Extremadura, que es la menos desarrollada y Objetivo 1 para la UE

  • Anuncia una propuesta de impulso en defensa de la autonomía fiscal de las comunidades autónomas y pide “impuesto cero” para las zonas rurales

  • “Cuando un socialista habla de armonización significa una subida generalizada de impuestos”

Mérida. 24, febrero, 2020.- El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha exigido hoy medidas con “efecto inmediato” para el campo extremeño y que “no se pongan parches” que es lo que pretende el Gobierno de España con la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria.

Así, en una rueda de prensa ofrecida hoy en Mérida, tras la reunión del Comité de Dirección, Monago ha propuesto una rebaja fiscal, una rebaja en los costes laborales y también en los costes energéticos como medidas de “carácter inmediato” que “si se aprobaran mañana en el Consejo de Ministros, se notaría pasado mañana en los bolsillos de los agricultores y ganaderos”.

En este sentido, ha reclamado al Gobierno de España y a Fernández Vara que “hagan cosas ya” y que no “engañen” con “parches” cuyos resultados se verían a corto y medio plazo. “Los agricultores y ganaderos quieren medidas ya” ha señalado y “no que Vara les diga que no hay un duro”.

El presidente del PP también se ha referido al último Consejo Europeo que se celebró la semana pasada y en el que se empezó a debatir los fondos que van a recibir los agricultores y ganaderos y ha señalado que Sánchez “se vino con las manos vacías” ante la “banda sonora” que suena en Bruselas y que son “recortes”.

A este respecto, Monago ha afirmado que es un “sinsentido” que se pretenda recortar los fondos que reciben los agricultores y ganaderos extremeños cuando la región “es la menos desarrollada” y “sigue siendo Objetivo 1” para la Unión Europea, por lo que ha exigido una hoja de ruta para “negociar a cara de perro el dinero de nuestros agricultores y ganaderos”.

Pero Extremadura llega tarde a dicha negociación por la “imprevisión” de Fernández Vara, que ha sido una “constante”. Sobre ello, Monago ha recordado que el socialista ha estado cuatro años formando parte del Comité de las Regiones y “no ha hecho nada. No ha presentado ni una propuesta en defensa del sector agrario” por lo que, a su juicio, cuando ahora la portavoz de la Junta dice que “están trabajando a contrarreloj” es porque “les ha cogido el toro sin trabajar y desentrenados porque no hay consejería de Agricultura”.

También se ha referido a la visita que realiza hoy una delegación europea a Extremadura y le ha pedido a la Junta “que no se los lleven a comer jamón a la finca de un socialista” como ocurrió hace algunos años con la visita de los ministros de Agricultura de la UE, y les “enseñen la realidad del campo extremeño: la baja rentabilidad, los altos costes de producción o el menor margen de beneficios”. A pesar de todo, la gente del campo sigue haciendo buenos productos, que ha calificado como “milagro”.

ARMONIZACIÓN FISCAL

En otro orden de cosas, Monago ha anunciado que el Grupo Parlamentario Popular ha registrado en la Asamblea de Extremadura una propuesta de impulso en defensa del principio de autonomía fiscal de las comunidades autónomas y para que haya impuestos cero en zonas rurales, tras las declaraciones de la ministra de Hacienda la semana pasada, quien anunció la intención del Gobierno de realizar una armonización fiscal.

“Cuando los socialistas hablan de armonización significa subida de impuestos” ha sentenciado Monago, quien ha rechazado que el Gobierno pueda eliminar la bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones que aprobó el PP cuando gobernó la región. A su juicio, “más impuestos supone menos competitividad y más paro”.

Además, ha afirmado que lo que pretende el Gobierno de Sánchez es que los españoles paguemos más impuestos para regar de millones al independentismo catalán y para blindar las pensiones del País Vasco, la última transferencia que ha realizado al chantaje del nacionalismo y que ha calificado como “blindaje del plan de pensiones privado del PNV”.

Ante ello, ha reclamado medidas “contundentes” para ayudar a fijar la población en los pueblos. “La gente necesita un incentivo muy fuerte para no emigrar” ha señalado, recordando que en el último año, en 52 municipios de la región no se registró ni un solo nacimiento. “Si no hacemos nada, hoy son 52, el año que viene serán 60 y dentro de 10 años serán 100 municipios sin nacimientos” ha sentenciado.