El PP recuerda a Gil Rosiña que el PSOE tiene mayoría para dar respuestas a los problemas del campo en forma de medidas

  • La convocatoria de la portavoz de la Junta ha sido vergonzosa ya que sólo ha sido para insultar al PP

  • Vara se viste de tieso en Carnaval para justificar que no tiene un duro porque se lo ha fundido

  • El PP siempre ha demostrado lealtad en los temas de región y de Estado

Mérida. 21, febrero, 2020.- El Partido Popular de Extremadura califica de bochornosas y vergonzosas las declaraciones que ha realizado hoy la portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, quien sólo ha convocado a los medios de comunicación para insultar al Partido Popular sin ofrecer ni una medida a los miles de agricultores y ganaderos que se han manifestado hoy en Mérida.

El Partido Popular recuerda a la portavoz socialista que tienen mayoría para adoptar las medidas necesarias ante los problemas que atraviesa el campo extremeño, que está reivindicando soluciones y no mociones ni comisiones, que es lo único que ofrece el PSOE.

El PP no instrumentaliza los problemas del campo, puesto que no ha sido convocante de ninguna manifestación, ante los insultos de la portavoz socialista, que lejos de ofrecer soluciones, ha intentando desviar la atención para acusar a la oposición de las protestas legítimas que los extremeños están llevando a cabo ante la falta de consideración de los gobiernos socialistas en Extremadura y en Madrid.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, tan solo ha podido tener buenas palabras ante las reclamaciones de los agricultores y ganaderos, porque no puede poner encima de la mesa ni un euro debido a que tiene a la región en la ruina más absoluta. Fernández Vara está de Carnaval: se ha puesto el traje de tieso para justificar que no tiene un duro.

Además, el PP critica que Gil Rosiña, en vez de defender los intereses de los extremeños en 2020, que es cuando arranca la negociación sobre los fondos europeos, quiera exhibir un documento de 2018 como posición unánime de la región sobre la PAC, en un momento en el que aún gobernaba el PP en España.

Cuando gobernaba Rajoy, el PSOE extremeño era muy reivindicativo, pero ahora que Sánchez está en la Moncloa, se ha vuelto sumiso. Por eso en 2018, miles de extremeños no salían a la calle a protestar y ahora sí, porque ven que el gobierno socialista no va a ser capaz de garantizar la renta agraria a nuestros agricultores y ganaderos.

El PP siempre ha mostrado lealtad ante las negociaciones en Europa en los temas de región y de Estado, por lo que exige a la Junta que no amenace ni insulte a los partidos que siempre han defendido el interés general de los extremeños y sea más gallito con Bruselas, que es quien va a decidir el futuro del campo extremeño.