El PP acusa a la Junta de vetar sus enmiendas a los PGEX2020 para no debatir asuntos de interés público

  • Denuncia que Vara ha tumbado trece de las quince enmiendas susceptibles de veto

  • La Junta bloquea las iniciativas para subir el sueldo a los empleados públicos y pagar la carrera profesional

  • Critica que los socialistas rechacen debatir sobre la mejora de las condiciones de los profesionales de la concertada

Mérida. 15, enero, 2020. El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Luis Alfonso Hernández Carrón, ha acusado al gobierno de la Junta de vetar enmiendas importantes de los ‘populares’ al proyecto de presupuestos autonómicos para 2020 para no tener que debatir sobre asuntos que son de interés público y mejorarían las cuentas. Para el GPP, Vara va “de veto en veto y tira porque le toca” porque así es como los socialistas aplican su mayoría absoluta “de rodillo y mordaza”.

Con motivo del fin del plazo de la Junta para pronunciarse sobre aquellas enmiendas que, por suponer alteración en el estado de ingresos o gastos, debían revisarse, Hernández Carrón ha explicado que, “la supervisión de ha convertido en veto” a trece enmiendas del GPP, de las quince que debían revisare. Así, el portavoz adjunto ha esgrimido que lejos de ser esa legislatura de diálogo y de salirse al encuentro que dice Vara, la oposición topa con “decisiones unilaterales y portazos”.

Hernández Carrón ha aseverado que, una vez más, el rodillo del PSOE provoca no sólo que no puedan ser aprobadas propuestas del GPP que serían beneficiosas para la vida de los extremeños, es que ni siquiera se van a poder debatir en el pleno ni en la comisión de Hacienda, por lo que no va haber diálogo en la Cámara regional sobre muchas cuestiones sociales y económicas, hurtándose así del debate político.

El GPP ha destacado algunas de estas enmiendas vetadas por la actitud sectaria de la Junta que ha tumbado la mejora de las dotaciones diseñada por el PP para el Plan Infoex, ya que se pedía un incremento de un millón de euros para destinarlo a contrataciones contra los incendios. No se va a poder ni siquiera debatir sobre la mejora del Infoex vía presupuestos 2020. Para el GPP, Vara de boquilla saca pecho de “mucha economía verde y mucho medio ambiente”, pero se queda en el discurso.

En cuanto a la mejora de los sueldos de los empleados públicos, se han vetado enmiendas que iban destinadas a mejorar las retribuciones del personal de la Junta de Extremadura y de otros entes dependientes del presupuesto. Tal y como estaba aprobado por el Gobierno de Rajoy, el PP quería efectuar una subida del 2,3% de los empleados públicos en la región. Esta enmienda alude también a la carrera profesional, tan prometida como incumplida por Vara, pero que no ha comprometido partidas para ello.

En este sentido, el GPP ha advertido de que 2020 será otro año más sin que sea una realidad el pago de la carrera profesional pese a que hay un acuerdo y se vendió antes de las elecciones a bombo y platillo. Fernández Vara veta así la posibilidad de que se abone este derecho. “Lo que pasa es que la Junta no quiere pagar la carrera profesional en 2020”, ha dicho Hernández Carrón, que ha calificado el veto de esta enmienda de una evidencia de la falta de voluntad política en esta materia.

También se han vetado enmiendas para mejorar el poder adquisitivo de los profesionales de la enseñanza concertada y que no sufrieran aún las repercusiones de la pasada crisis económica. El GPP había pedido que se reincorporara el importe de la paga extra que no recuperaron los docentes de la enseñanza concertada, o que, por ejemplo, tuvieran derecho a una jubilación anticipada. “Para los socialistas no todos los trabajadores tienen los mismos derechos”, ha señalado el portavoz adjunto.

CAMPO ARAÑUELO Y FINANCIACIÓN MUNICIPAL

El GPP ha calificado de “veto histórico” el de la Junta a una enmienda al texto articulado incorporando una disposición adicional para poner el foco en Campo Arañuelo a una cuestión que es capital; se trata de la regeneración económica y laboral de la comarca. Esta enmienda no se va a debatir, cuando el objeto es poner en marcha un plan de regeneración para la comarca ante el cierre de la Central Nuclear de Almaraz a partir de la recaudación de la conocida como Ecotasa. Asimismo, el GPP ha indicado que el Gobierno ya ha anunciado que no habrá prórroga de la vida útil de Almaraz y la zona se va a enfrentar al cierre de su mayor industria.

El Gobierno de Fernández Vara también ha vetado la posibilidad de que haya una correcta financiación de los municipios, pues ha bloqueado una enmienda del GPP para dotar con 76 millones de euros el fondo regional de cooperación municipal, algo que además está estipulado por la Ley 3/2019 de Garantía de la Autonomía Municipal aprobada en la Asamblea para el desarrollo pleno de las competencias de loa ayuntamientos.

Otro aviso a navegantes que ha subrayado Hernández Carrón es el de que Vara cierre la puerta a poder bajar impuestos, en línea con esa “vieja tendencia socialista” de aumentar la presión fiscal. Así, el GPP ha recordado que pedía vía enmiendas que no se incrementaran las tasas y precios públicos que afectan a cuestiones del día a día de los extremeños, pero esta propuesta de los ‘populares’ queda ya rechazada por decisión del Consejo de Gobierno.

IMPROVISACIÓN Y RECORTES SOCIALISTAS

Por otro lado, Hernández Carrón ha avanzado que el gobierno socialista veta a la oposición, pero después el PSOE ha acabado presentando enmiendas a los PGEX2020 que son “la viva expresión de la improvisación y los recortes”. Así, el portavoz adjunto del GPP ha reconocido su perplejidad ante 50 enmiendas de los socialistas a sus propios presupuestos, lo que denota que se han olvidado de muchas cuestiones.

Entre esas enmiendas socialistas, que seguro se aprobarán, el GPP ha destacado una que recorta 4,7 millones de euros de la renta básica para dotar la subida del salario de los trabajadores del Marco de Atención a la Discapacidad (MADEX), porque hay que cumplir con un convenio y la Junta lo ha olvidado. Para el PP, “se trata de una improvisación”, y hay que dotar el MADEX sin que se quite a la renta básica, lo contrario es “una chapuza”.

Otra enmienda “sospechosa”, es el recorte de 3,5 millones de euros en partidas de empleo que iban dirigidas a la formación y la contratación indefinida en un mercado laboral precario como el extremeño. Pero el PSOE lo enmienda para crear una partida nueva de un proyecto para contratar orientadores en el marco de un plan de empleo desconocido “Tendrán que explicarnos qué quieren hacer”, ha apuntado Hernández Carrón.

Por último, otra enmienda “no menos lamentable” destina 2 millones euros a la Obligación de Servicio Público en un proyecto nuevo para transformar la partida de servicios ferroviarios que, cuando gobernaba Rajoy, el PSOE anunciaba que “iba dejar de pagar”. Ahora la incorporan a pesar de que tenemos peores servicios. “Ni existen las condiciones de tren digno ni los servicios mejorados, pero ahora que Gobierna Sánchez sí ponen el dinero”, ha apostillado el portavoz adjunto del GPP.