Monago: “Me avergüenza que la Junta aplauda que una empresa pueda dejar de ser extremeña”

  • Critica que la Junta haya salido a “celebrar” la compra del Grupo Gallardo, sin ni siquiera haber hablado con la empresa

  • Celebra que la compañía siderúrgica no haya “tirado la toalla”, a pesar de las dificultades

  • Lamenta que se le ponga alfombra roja al Open Arms, mientras se les enseña la puerta a los empresarios y a los jóvenes

Mérida, 21 de agosto de 2019.- El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha manifestado su “estupor” ante la “irresponsable” actitud de la Junta de Extremadura en relación con la posible adquisición de la Compañía Siderúrgica Grupo Gallardo por parte del fondo de inversiones estadounidense KKR. “Me avergüenza que la Junta aplauda que una empresa pueda dejar de ser extremeña”, ha dicho.

El presidente de los ‘populares’ extremeños ha calificado de “lamentable sin paliativos” que la Junta de Extremadura haya salido a “celebrar” la presunta compra del grupo extremeño por parte de un fondo extranjero, “sin haber tenido ni la deferencia de hablar antes con el empresario”, quien “afortunadamente ha desmentido que la pérdida de la titularidad extremeña sea ya un hecho”, ha añadido.

Según Monago, es “tristísimo” comprobar que para la Junta de Extremadura “las empresas extremeñas no tienen ningún valor”. “Hay que ser muy insensible y también muy irresponsable para salir corriendo a darle la bienvenida a un fondo de inversiones norteamericano y ni siquiera llamar al empresario extremeño para preguntarle si es verdad o no que ha vendido una compañía que es todo un símbolo para esta tierra”, ha valorado.

“Menos mal que nuestros empresarios no tiran la toalla como la Junta”, ha añadido Monago, para quien “si la Junta ve con buenos ojos que los estadounidenses compren el Grupo Gallardo, yo veo con buenos ojos que Gallardo se resista y continúe buscando alternativas, a pesar del absoluto abandono del gobierno regional”.

Para el presidente del PP de Extremadura, “ya nada puede extrañarnos” del Ejecutivo socialista. “Se le pone alfombra roja al Open Arms, mientras a los empresarios se les enseña la puerta y a los jóvenes se les condena a hacer la maleta”, ha abundado.