Monago anima a Juan Manuel Galindo a trabajar por Montehermoso y defender siempre primero a sus vecinos

  • El presidente del PP afirma que “los mejores alcaldes que conozco son los que, cuando era presidente, más me dolía la cabeza por lo que pedían para sus pueblos”
  • El candidato municipal se compromete a ser cercano y muestra su vocación de servicio público

Montehermoso. 9, abril, 2019. El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, presentó ayer en público a Juan Manuel Galindo como candidato del PP a la alcaldía de Montehermoso y le animó a trabajar por su municipio y “defender siempre primero a sus vecinos” y no al partido.

Monago agradeció el paso al frente que ha dado Galindo y puso en valor el trabajo desarrollado en favor del municipio a los compañeros que durante estos años han dado la cara por el PP en Montehermoso. “Somos una sucesión de ilusiones” afirmó y “tenemos que estar siempre agradecidos a los que nos precedieron”.

El presidente del PP señaló que es muy importante tener un candidato “comprometido con resolver los problemas” y le emplazó a que “primero tenga presente siempre a Montehermoso” recordando que “los mejores alcaldes que conozco son, los que cuando he sido presidente, me dolía la cabeza por lo que pedían para sus pueblos”.

Durante su alocución, Monago se comprometió a impulsar medidas que ayuden a eliminar las trabas burocráticas en la Administración que en muchas ocasiones paralizan durante meses iniciativas empresariales porque hay que favorecer la creación de empleo y riqueza para luchar contra el gran problema que tiene Extremadura y que se llama despoblación.

Por su parte, el candidato a la alcaldía de Montehermoso, Juan Manuel Galindo, se comprometió a trabajar por sus vecinos, estableciendo una clara vocación de servicio público y estando muy cerca de los problemas de los ciudadanos. Además, mostró la ilusión de encabezar el proyecto del PP en la localidad, tras una decisión muy meditada pero aceptando la responsabilidad de defender el interés público por encima del interés partidista y personal.