Monago subraya la valía de Calderón para ser la próxima alcaldesa de Burguillos del Cerro

  • Señala que las mujeres del PP son la mejor bandera que se puede tener en los municipios extremeños
  • Calderón: “No nos mueve el sillón, sino el bienestar de nuestros vecinos”

Burguillos del Cerro. 13, marzo, 2019. El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha subrayado la valía de la candidata del PP, María José Calderón, para ser la próxima alcaldesa de Burguillos del Cerro, y le ha agradecido que vuelva a revalidar su compromiso dando “un paso en favor de sus vecinos. Para Monago, la capacidad “no es una cuestión de cuotas”, sino de valía, y Calderón es un ejemplo de ello.
Para Monago, las mujeres del Partido Popular son la mejor bandera que se puede tener en los municipios extremeños, a lo que ha añadido que hay otro elemento diferencial que es “ser buena persona”, algo que se tiene o no se tiene, y que el líder del PP ha destacado como cualidad de la candidata local, y por ello y por su capacidad, hay que pedir la confianza de los paisanos de Burguillos.

Monago ha puesto sobre la mesa los problemas de paro que sufre Extremadura, y ha recordado que Burguillos es el segundo municipio con mayor desempleo en la región de los que tienen menos de 10.000 habitantes. En este sentido, se ha preguntado para qué “nos está endeudando hasta las cejas” el gobierno de Vara, si no es capaz de cuadrar las cuentas ni de dar oportunidades a los extremeños.

“Tenemos por delante dos momentos importantes, y será distinto para el futuro de Burguillos contar con un gobierno del Partido Popular en España”, ha señalado el presidente Monago. Asimismo, ha recordado que el Gobierno socialista es “eficaz” para transmitir dinero al nacionalismo catalán, y si “enchufas” 70.000 millones al nacionalismo, ese es un dinero que no pueden darles al resto de comunidades autónomas y sus necesidades.
Por su parte, la candidata a la alcaldía de Burguillos del Cerro, María José Calderón, ha destacado que el PP local se ha consolidado como un núcleo “fuerte y compacto” y ofrece a los burguillanos un concepto de política al servicio del pueblo. Ante las posibles especulaciones sobre posibles alianzas, Calderón ha garantizado que el PP no va a prestar sus votos al PSOE, y ha declarado que quiere ser alcaldesa porque “no nos mueve el sillón, sino el bienestar de nuestros vecinos”.