El GPP alerta de que un concurso público de plazas del SEPAD dinamita el sector residencial privado de Extremadura

Pide la comparecencia de Vergeles porque las condiciones del concurso ponen en riesgo a trabajadores y residentes

La portavoz de Dependencia del Grupo Parlamentario Popular de Extremadura, Consuelo Rodríguez, ha alertado de que el concurso del SEPAD para la licitación del servicio de 210 plazas residenciales para personas en situación de dependencia y baja intensidad de cuidados supone “dinamitar” el sector de las residencias privadas de la región, ya que el precio ofertado y la ratio de personal fijados por la administración hacen que la prestación de este servicio sea “absolutamente imposible”.

Tras mantener un encuentro con responsables de la Asociación de Atención Sociosanitaria en Residencias Privadas de Extremadura (Asorex), en el que ha estado presente el presidente del GPP, José Antonio Monago, Rodríguez ha manifestado la “preocupación” de los ‘populares’ por la “inviabilidad” de las condiciones de este concurso que las residencias “no podrán cumplir”, a menos de que “entren en pérdida”, lo que “afectaría directamente a los trabajadores y a los mayores residentes” y también a la “calidad del servicio”.

El pliego de condiciones es de imposible cumplimiento”, ha reiterado y ha anunciado que el GPP ha registrado una solicitud de comparecencia en pleno del consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles. “Tiene que explicar por qué se está enfrentando a un sector que lo único que hace es colaborar con la administración para prestar un servicio que desde lo público sería imposible”, ha dicho.

Asimismo, ha exigido la intervención del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para solucionar este “problema tan grave”. “Le pedimos que tome cartas en este asunto” y que “ponga orden en la consejería de Sanidad y en el SEPAD”, pero sobre todo que “se siente a resolver esta situación”, ha comentado y ha añadido que “no pasa nada por pedir perdón y reconocer el error”.

LA PROBLEMÁTICA

Por su parte, el presidente de Asorex, Juan Manuel Morales, ha señalado que la asociación ha impugnado este concurso del SEPAD, algo que, ha puntualizado, “ocurre por primera vez en Extremadura”. Según ha detallado, el motivo de esta impugnación es que el precio y los requisitos mínimos exigidos “están por debajo del coste de personal”.

Hemos demostrado a la Junta de Extremadura, mediante una auditoría con un perito independiente, que el precio con las ratios de personal que plantea saldría a 44 euros, sin embargo, la Junta nos paga apenas 38,5 euros”, ha concretado. Según ha explicado, hace cuatro años, en un concurso anterior para este mismo tipo de plazas, el precio fijado era de “45 euros, con la mitad de ratio de personal”.

Así, ha insistido en que “ninguna residencia podrá cumplir con estas ratios porque son inviables” y ha señalado también que “esto afectará a los trabajadores y sobre todo al bienestar de nuestros residentes”.

Morales ha comentado, además, que la asociación que preside solicitó al consejero del ramo una reunión “hace 10 días”, sin haber recibido todavía una contestación. “Queremos solucionarlo”, ha asegurado y ha advertido de que el concurso “está un poco en el aire” y que “40 plazas de esas 210 aún están desiertas”, mientras que las que ya se han adjudicado “no podrán cumplir con lo que se exige en ese pliego”.

By | 2017-02-03T12:54:26+00:00 febrero 3rd, 2017|Tags: , , , , , |0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies