El GPP señala que la sentencia del TSJEx confirma que la Junta gestiona la Educación a golpe de “capricho ideológico”

Exige a la consejera que explique el impacto de la sentencia en la comunidad educativa

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Extremadura en materia de Educación, Pilar Pérez, ha señalado que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) en contra de la Junta, por discriminar las clases de Religión en ESO y Bachillerato, es la confirmación de que el gobierno regional gestiona la Educación a golpe de «capricho ideológico”.

A su parecer, esta sentencia prueba la “podemización selectiva” del gobierno de Fernández Vara a la hora de tomar decisiones que afectan a toda la comunidad educativa extremeña, “vulnerando sin contemplaciones el consenso de la Ley de Educación de Extremadura” y “pisoteando los derechos de los padres y de los alumnos a la libre elección”.

“No es la primera vez que el gobierno de Fernández Vara deja ver su sectarismo en materia educativa”, ha dicho, en relación a los “continuos ataques” que a lo largo de la legislatura ha están sufriendo los 30.000 alumnos y los 2.000 profesores de la Educación concertada.

Pérez ha recordado que, en sede parlamentaria, Fernández Vara “hizo gala de su intolerancia”, señalando que “quien quiera Religión que se la pague”, al ser preguntado por el GPP en relación al “ERE sectario” que iba a suponer el despido masivo de profesores de esta asignatura.

“Fernández Vara llegó a decir que esta era una medida de ‘izquierda, izquierda’”, ha añadido y ha preguntado si el deseo del presidente de la Junta de “venderse ante los suyos como el más izquierdoso” justificaba “generar problemas donde no los había” y “discriminar a más del 80% de los padres extremeños que eligen esta asignatura para sus hijos”.

“Han sido los propios padres los que le han ganado esta batalla a Fernández Vara”, ha valorado la diputada ‘popular’, quien además ha exigido saber si la decisión de la Junta de recurrir esta sentencia está sustentada en algún informe de los servicios jurídicos. “Si la Junta, como afirmó su portavoz, conoce la sentencia desde el lunes, dudamos que cuenten con dicho informe”, ha comentado y ha criticado que “la actitud caciquil que muestra el gobierno socialista, cada vez que se enfrenta a una sentencia que no le gusta”.

Finalmente, ha reclamado a la consejera de Educación, Esther Gutiérrez, que “deje de esconderse detrás de la portavoz de la Junta” y que “dé la cara” para informar a la comunidad educativa de manera inmediata cuál es el impacto de esta decisión judicial. “Las consecuencias son difíciles de calcular”, ha advertido y ha concluido que “el oscurantismo de la consejera ante este asunto tan grave es un motivo más para su cese”.